¿Cómo trabajar en home office? Descubre 7 consejos

¿Cómo trabajar en home office? Descubre 7 consejos

viernes, 12 de marzo de 2021 | Comentarios

Escrito por

Trabajar en home office se ha vuelto un gran desafío para las empresas y colaboradores que necesitan adaptarse a una nueva realidad de la noche a la mañana. Con medidas efectivas, este modelo de trabajo incluso te permite ser más eficiente que durante tus días normales de oficina o en espacios abiertos.

¿Quieres entender cómo? ¡Consulta en nuestro artículo!

¿Qué es el trabajo home office?

Este término se popularizó principalmente durante la pandemia, ya que las empresas necesitaban implementar medidas urgentes de aislamiento social para garantizar la seguridad de sus colaboradores y la no proliferación del virus COVID-19.

A veces también conocido como teletrabajo o trabajo remoto, el home office es una modalidad de servicio para una empresa o empleador que se ejecuta desde la casa. Una definición más amplia incluye trabajar en un café o al aire libre.

¡Gracias a las nuevas tecnologías tenemos más opciones para trabajar de forma remota o desde casa!

Ventajas y desventajas del home office

Estas son algunas de las principales razones por las que trabajar desde casa:

  • Horarios flexibles: en el top de la lista está la flexibilidad de trabajar desde tu propio espacio, a tu propio ritmo.
  • Economía de tiempo (y dinero): trabajar desde casa ahorra tiempo y dinero tanto para el empleado como para el empleador. El empleado no pierde tiempo yendo al trabajo y no es interrumpido por pequeñas solicitudes o cualquier otra pérdida de tiempo.
    Además, entre el costo del transporte, alimentación, café y otros, hay cien formas de gastar dinero en la oficina que no existen en casa. El empleador también ahorra en los costos de contratar a otra persona.

Por otra parte, esta modalidad también puede ser bastante cansativa y estresante. Las principales desventajas son:

  • Multitarea: trabajando desde casa, terminas siendo expuesto a una rutina totalmente diferente a la de la oficina. Por ejemplo: es imposible estar 100% concentrado todo el día si tienes hijos pequeños o vives en un vecindario muy ruidoso.
    Además, puede ser más fácil distraerse, como pasar horas navegando por Internet y parecer “ocupado”. Después de todo, ¡no hay fiscalización!
  • Menos interacciones sociales: sin duda, trabajar en casa limita las interacciones sociales. No conversar durante el café de la tarde o salir a almorzar con compañeros, acaba creando un ambiente más introspectivo.

Consejos para trabajar en home office

¡Ya estamos en una segunda ronda de confinamiento debido a la pandemia, y los hábitos del teletrabajo parecen cada vez más establecidos y fuertes! El aislamiento obligatorio solo ha acelerado un fenómeno que ya era tendencia en el mundo del trabajo.

¡El home office es el nuevo orden mundial! A pesar de esto, muchas personas todavía tienen dificultades para trabajar desde casa por varias razones. Pensando en ello, separamos algunos consejos para los que desean mejorar su eficiencia:

1. Elige un lugar adecuado

La primera pregunta que debes hacerte es: ¿dónde voy a trabajar desde casa? Y cuidado: no significa necesariamente dónde usas tu computadora. Por lo general, es necesaria una mejora en el espacio.

A menos que no tengas otra opción, olvídate del sofá y elige un escritorio o mesa para acomodarte. La habitación elegida tampoco puede ser el área principal de la casa. Lo ideal es una oficina, pero puede ser una habitación u otro lugar reservado. ¡Esto es necesario para marcar una ruptura entre el trabajo y la vida familiar!

Si el tamaño de tu casa no te permite quedar aislado en una habitación, elige la ubicación y orientación donde más puedas desconectarte de la vida y del hogar. Si tienes la opción de estar cerca de una ventana puede ser una ventaja para disfrutar de la luz natural y el aire fresco.

2. Establece horarios como si estuvieras en la oficina

Si bien las horas pueden ser una limitación cuando necesitas ir a la oficina, se convertirán en tu mejor aliado en el home office. Establecer tu horario tiene varias ventajas al ayudarte a establecer un ritmo en tu día.

¡Los horarios deben ser compatibles con los de tus compañeros, jefes y clientes!

Definir horarios limita el impacto de las trampas del teletrabajo: la impresión de trabajar de forma permanente, o de hecho trabajar permanentemente. Además de la ubicación física de tu oficina, esta medida ayuda a poner una barrera entre las fases del trabajo y tu vida personal.

3. Invertir en comunicación

Trabajar desde casa no puede aislarlo del mundo, especialmente de tus compañeros de trabajo. ¡Existen numerosas herramientas modernas disponibles en la actualidad! La mensajería instantánea es la que más puede ayudar en este contexto, y muchas empresas ya utilizan soluciones como Skype, Microsoft Teams o cualquier otro servicio de este tipo.

microsoft-teams-chat-software

El teléfono es un buen medio de comunicación, pero es más intrusivo. Optimiza su uso observando los puntos a cubrir para hacer una sola llamada larga, en lugar de usarla con frecuencia.

Finalmente, para discusiones más sociables, o para aquellos que necesitan contacto visual, la webcam y el software de videoconferencia permiten un intercambio amistoso, en parejas o en grupos.

4. Toma descansos y establece límites

¿Cómo conciliar la vida doméstica con las tareas profesionales?

El trabajo en casa, los horarios a respetar y las herramientas de comunicación son buenos aliados para sacarle el máximo provecho al home office.

Esto, no debe hacernos olvidar los límites entre la vida personal y la profesional. En casa, no te distraigas con los hábitos y las tareas del hogar. Es necesario apagar el televisor; niños y familiares informados sobre tu horario; algunas tareas tendrán que esperar algunas horas para que se realicen, como es el caso cuando estás en la oficina.

Por otro lado, ¡no descuides los descansos! Estar en casa es también la oportunidad de hacer café como en la oficina, salir algunos minutos, hacer algún tipo de estiramiento, etc.

5. Cuidado con la computadora e Internet

Pase lo que pase, si estás trabajando de forma remota, ¡la computadora y el Internet son tus compañeros de trabajo diarios! Ya sea tuyo o de la empresa, existen algunas buenas prácticas a seguir.

Si usas tu dispositivo personal, crea un espacio específico para el trabajo. Puede ser una cuenta de sistema diferente para evitar mezclar archivos personales y de trabajo en el escritorio, por ejemplo.

O, si está organizado de forma natural, usa al menos un navegador diferente (Chrome, Firefox, Opera o el nuevo Chromium Edge) para no mezclar cuentas comerciales y personales al navegar o registrar los datos de inicio de sesión.

Otro punto que no debe pasarse por alto en ningún caso: la seguridad de la información. Para la computadora personal, recuerda proteger el sistema verificando si hay actualizaciones para él y su antivirus. Conéctate siempre a la red de tu empresa si tiene una VPN, o usa una personal para agregar una capa adicional de cifrado.

Por último, cuidado con los e-mails, principalmente los que hablan del coronavirus, un tema muy popular en estos momentos entre los hackers.

6. Líderes: aconsejar sin enfrentarse

¡Difícil papel de los líderes en este momento! Por supuesto, los supervisores pueden sentirse equivocadamente, indefensos cuando se trata de teletrabajo… Sin contacto físico con el empleado, sin control de horarios o actividades, ¿cómo asegura que el trabajo esté hecho?

En resumen, los colaboradores saben que tienen un trabajo que hacer y que el teletrabajo no es sinónimo de vacaciones. Apoyar al empleado es fundamental para un buen funcionamiento de esa dinámica a distancia.

El papel del empleador es ayudar al empleado a organizarse, no a sospechar. Un empleado no está al servicio de la empresa, es la empresa y por tanto no tiene interés en no hacer lo que contribuya a tu éxito, ¿verdad? ¡Esta es la mentalidad de fomentar!

7. Organización para encontrar la medida correcta

La crisis actual está afectando a todos los colaboradores y empleadores. Esta puede ser una oportunidad para aprobar el curso que no te atreves a realizar, por ejemplo. Una vez que haya pasado la crisis del coronavirus, será el momento de aprender con esa experiencia.

¿Por qué elegir entre teletrabajo o trabajar en la oficina cuando se puede conciliar los dos? El home office ofrece muchas soluciones, pero pueden no ser adecuadas para todas las tareas. Tiene ventajas, pero también limitaciones. ¡No es necesario elegir entre los dos!

Un arreglo puede ser beneficioso para ambas partes, dependiendo de las tareas, la vida personal de cada uno, los requerimientos profesionales de cada profesión. Dos o tres días por semana en casa no afectan las tareas que se pueden realizar de forma remota, al igual que estar en la empresa permite interacciones que no se pueden realizar sin contacto físico.

¡Esperamos que estos consejos te ayuden! Comparte tus percepciones sobre el home office con nosotros o sea testigo de cualquier dificultad que puedas encontrar durante esa experiencia.

¡Sigue más contenidos sobre carrera, tecnología, marketing y más en nuestro Blog!


Comentarios
Presiona Enter para buscar o ESC para cerrar