como-saber-quien-es-dueno-de-un-dominio-en-Internet

¿Cómo saber quien es dueño de un dominio en Internet?

jueves, 6 de agosto de 2020 | Comentarios

Escrito por

Saber quién es el dueño de un dominio en Internet puede ser más fácil de lo que te imaginas.

Si pensaste en un nombre increíble para tu sitio web, pero luego descubriste que ya está en uso, debes saber que existen maneras de saber quién es el actual dueño e, inclusive, obtener los derechos sobre la dirección

Es muy común que, al pensar en lanzar un sitio web, el nombre sea lo primero que se te viene a la cabeza. Si tienes una marca, obviamente vas a querer usarla en tu dominio, ¿no es cierto?

Sin embrago, si no tienes idea de qué nombre utilizar, cuestiones como el SEO y la experiencia del usuario influencian mucho la elección. Además, para que tengas mejores resultados de búsqueda, es necesario que el nombre sea fácil de recordar y que no sea parecido al de otros sitios.

Son tantos los puntos a tener en cuenta que elaborar un simple dominio puede llevarte semanas o inclusive meses. Cuando finalmente llegas a un resultado que te satisface, es hora de registrarlo en un proveedor de alojamiento web.

En este momento puede suceder que descubras que alguien ya está usando el nombre que elegiste y todo tu trabajo parecerá perdido.

¡No te desesperes! Existen algunas maneras de saber quién es el dueño de un determinado dominio en Internet y también es posible obtener los derechos sobre éste. Con este artículo aprenderás cómo hacerlo.

¿Por qué necesitas saber quién es el dueño del dominio que quieres comprar?

Si buscaste el dominio en tu navegador y simplemente descubriste que no existe ningún sitio online con ese nombre, tienes más chances de poder rescatarlo. Eso suele suceder, porque las personas compran dominios por dos motivos principales: para hospedar un sitio en Internet, o bien para ganar dinero con la reventa de esa dirección electrónica.

En ocasiones los dominios son comprados con anticipación por alguna empresa que aún no lanzó su sitio web. En casos como este, es muy común que el interesado adquiera dominios similares al que piensa utilizar para garantizar mejores resultados de búsqueda cuando todo esté listo. No obstante, algunas empresas no llegan a utilizarlos, pues cambian de nombre o de idea a mitad de camino.

En cualquier caso, para poder rescatar la dirección electrónica que tanto quieres, primero es necesario saber quién es el dueño de ese dominio.

¿Cómo descubrir al dueño del dominio?

Existen algunas plataformas online especializadas en la búsqueda de esas informaciones, entre ellas, Whois. Otro buen ejemplo es la herramienta de búsqueda de dominio de HostGator.

Con ella, puedes encontrar al dueño de un dominio de manera casi instantánea. Sólo tienes que introducir la dirección deseada y aparecerán las informaciones sobre quien lo compró, en qué fecha fue registrado y su estatus (si está activo o no).

Específicamente, los datos que encontrarás en el Whois son:

  • Nombre del servidor en el que el dominio fue registrado;
  • DNS dónde está apuntado;
  • Estatus del dominio;
  • Fecha de creación original;
  • Fecha de vencimiento del registro;
  • Nombre de quien registró el dominio, del responsable administrativo y del responsable técnico;
  • Email;
  • Número de teléfono;
  • Dirección postal.

Si el dominio fue registrado recientemente, tienes más chances de poder comprar los derechos sobre él. Sin embargo, por una cuestión de privacidad del usuario, muchas veces los datos de contacto no están disponibles.

En estos casos, puedes enviar una propuesta de compra a través de la dirección de email del mismo sitio web que estás investigando. Si los datos están completos, es hora de que pongas en práctica todas tus habilidades de negociación y consigas los derechos sobre el dominio.

¿Qué hacer después?

Bueno, ahora que ya sabes cómo descubrir quién es el dueño de un dominio en Internet, llegó el momento de comprobar el interés de la otra parte en ceder o vender los derechos sobre éste. Si tienes dudas, ya sea porque el dueño es de otro país, o porque se trata de una empresa, existen algunas herramientas que pueden ayudarte en esa etapa.

Son plataformas online donde registras tu interés de compra para que posteriormente sea realizado algo parecido a una subasta. El dueño del dominio recibe tu propuesta y la compara con las de otros interesados antes de decidir a quién y a qué precio quiere venderlo.

En caso de que no sea posible efectuar la compra en el momento, esas mismas plataformas se ocupan de hacer un seguimiento de las direcciones y de avisar a los interesados cuando se acerca la fecha de vencimiento de la licencia. No es la mejor alternativa, pero es una manera de conseguir exactamente el dominio que quieres.

¡Salió todo mal!

Una vez que averiguas quién es el dueño de un dominio en Internet, puede ser que éste no está realmente interesado en vender el registro, o simplemente pida por éste más de lo que estás dispuesto a pagar. En estos casos, una alternativa es utilizar una variación del nombre elegido.

Puedes apenas cambiar el final a .net o .org, por ejemplo. Alterar alguna vocal o usar un nombre parecido son otras alternativas rápidas y baratas para agilizar el proceso de alojamiento de tu sitio web. Aunque parezca frustrante, después de tanto trabajo, puede suceder que descubras un nombre aún mejor que el que habías pensado inicialmente.

En cualquier situación en la trayectoria de un negocio, lo importante es ser resiliente y darse cuenta de que dentro de las dificultades pueden existir oportunidades de aprendizaje y crecimiento, que tal vez no eras capaz de ver por estar muy enfocado en el problema.

Comprueba si es posible conseguir el dominio que deseas con estos pasos, pero si no lo es, no te desanimes y continúa con tu emprendimiento en la web. ¡Mucha suerte!


Etiquetas: , ,
Comentarios
Presiona Enter para buscar o ESC para cerrar