Cuáles asuntos te interesan recibir:

La confirmación de tu inscripción ha sido enviada a tu correo electrónico

¡Gracias por suscribirte, esperamos que disfrutes nuestros contenidos!

Destacado en la categoría:

Entrevista de trabajo: consejos para hacerlo bien

entrevista de trabajo

Compartir:

Consulta aquí cómo conseguir el mejor trabajo y qué decir en el momento de la entrevista de trabajo sobre ti y tus experiencias laborales.

Después de destacarte con tu currículum entre muchos candidatos, finalmente te llamaron para una entrevista de trabajo. Ahora, solo necesitas impresionar al reclutador, ya sea en vivo o de forma online, para ganar tu lugar y cumplir tu deseo. 

Pero, si no estás preparado, este proceso parecerá más difícil de lo que realmente es e incluso puedes perder el trabajo de tus sueños. Además de encontrar sitios y cursos de especializaciones en Internet para potencializar tu currículum, debes capacitarte para el proceso de selección, que sigue siendo un reto para muchas personas y genera temor a quienes lo van a realizar. 

Para ayudarte, hemos separado en este artículo los consejos esenciales sobre cómo vestir, presentarte y todo lo que debes saber para garantizar tu primer contacto con la empresa. 

Recuerda que puedes tener el mejor currículum del mundo, pero si no tienes la preparación, confianza, una respuesta en la punta de la lengua y si no puedes mostrar interés, será muy difícil diferenciarte de los otros candidatos.  

¿Quieres llegar confiado a la entrevista de trabajo? Consulta aquí cómo puedes prepararte y qué debes evitar para impresionar al reclutador en el momento del proceso de selección. 

entrevista de trabajo

¿Cómo comportarse en una entrevista de trabajo?

La primera presentación, el comportamiento y las respuestas dadas en el momento de la entrevista influyen totalmente en el reclutador. Lee aquí cómo comportarte para demostrar tu valor, asegurar la oportunidad laboral y mira consejos sobre qué hacer. ¡Disfrútalo! 

Ser puntual 

Respetar los horarios de las citas que se programaron previamente es una forma de mostrar respeto y compromiso, ya sea de manera presencial o por videollamada.

Por lo tanto, llega al lugar a la hora acordada o incluso un poco antes para no correr el riesgo de enfrentar el tráfico u otras adversidades como retrasos en los autobuses. 

Recuerda que puedes tener el mejor currículum del mundo, pero si no tienes la preparación, confianza, una respuesta en la punta de la lengua y si no puedes mostrar interés, será muy difícil diferenciarte de los otros candidatos.  

De esta forma, tu primera imagen en la entrevista de trabajo ya presentará el buen profesional que eres y podrás impresionar a tu entrevistador desde el primer contacto. 

Otro punto positivo de ser puntual en este momento de evaluación es que podrás lidiar con tu nerviosismo y no harás el viaje al lugar con prisas, ayudando a lucir tranquilo y confiado.

Si la entrevista es online, organiza tu espacio con anticipación, revisa la conexión a Internet y la batería de los dispositivos electrónicos para que la conversación comience a la hora acordada y no tenga contratiempos. 

Usa ropas formales  

La apariencia y el lenguaje corporal son factores muy importantes en nuestra evaluación de la personalidad de una persona. Por lo tanto, es importante investigar el “dress code” de la empresa a la que te postulaste para identificar lo que te conviene y lo que no

Debes saber que en una conversación formal se observarán tus preferencias y presentación visual. Por lo tanto, busca una combinación entre tu estilo y la imagen que deseas enfatizar durante la entrevista. 

Después de estas reflexiones, piensa cuál será tu atuendo en esta primera cita y déjalo separado. 

Un outfit formal y cómodo siempre es la mejor opción para esos momentos en los que no sabes cómo te van a recibir. Opta por ropa formal que resalte tu personalidad, valide tu presencia y transmita una sensación de confianza al evaluador. 

Trata de no mostrar miedo

Como decíamos en el tema anterior, transmitir confianza es parte del gran secreto del éxito en una selección, por eso es importante saber comportarse en una entrevista de trabajo.

Sin embargo, es normal sentirse nervioso en un momento en el que debes tener una conversación e impresionar a alguien a través de tu postura, actitudes y experiencias laborales. Así que organízate, practica lo que te gustaría decir en casa y sé claro. 

Trata de demostrar que estás listo para ser contratado y que tus habilidades y competencias profesionales cumplen con todas las necesidades del reclutador. 

Si eres una persona ansiosa, trata de organizarte con anticipación para que todos los preparativos del proceso de selección se hagan con tiempo y tranquilidad. 

Recuerda llegar temprano, respirar hondo y crear un ambiente acogedor justo antes de la entrevista. También vale la pena escuchar tu música favorita para mantener la calma. 

Además, confía en tu propio potencial, ya que esta es la forma en que el reclutador también reconoce que, a pesar de cierto nerviosismo, estás listo para el puesto. 

Sé sincero

No mientas durante la entrevista por ningún motivo, los reclutadores son personas capacitadas para saber cuándo no estás diciendo la verdad.

Pueden volver a abordar los problemas y tu mentira puede notarse, incluso durante la entrevista. Esto, además de generar la pérdida de la vacante, puede ocasionar demandas e incluso generar una mancha en tu reputación. 

Por lo tanto, la sinceridad es la forma de presentar lo que tienes para ofrecer. Además, puedes pensar que decir una mentira es la salida para garantizar el lugar, pero luego tendrás que respaldar la mentira a través de tu trabajo, lo que puede terminar poniendo todo en riesgo. 

Si no tienes algunos conocimientos necesarios para el trabajo, es mejor decir la verdad y presentar todos los demás conocimientos que tengas y que puedas utilizar

Aprovecha la oportunidad de mostrar tus fortalezas y rasgos de personalidad que contribuirán al puesto y los resultados de la empresa. 

entrevista de trabajo

Escucha atentamente las preguntas 

Presta atención a lo que se dice para ofrecer respuestas asertivas. Ya sea por nerviosismo o por las ganas de impresionar, algunas personas terminan haciendo mil elaboraciones sobre un tema y se olvidan de contestar lo que se les pregunta. 

Para que la conversación avance con naturalidad, escucha la pregunta y reflexiona antes de cualquier respuesta. 

Así que concéntrate, mantén los ojos bien abiertos y escucha las declaraciones del reclutador. Mostrarás interés en la entrevista de trabajo y respeto por la persona que tienes delante. 

Abordar las fortalezas en experiencias anteriores 

Prepárate con anticipación para responder preguntas clásicas de trabajo, como las que tienen que ver con tus experiencias profesionales. 

Necesitas tener muy claro tu desempeño anterior para poder identificar tus fortalezas y principales colaboraciones. 

Además, construye una presentación cronológica o en etapas significativas de tu experiencia, de manera que se vean desafíos que has superado, los resultados que ya has alcanzado y tu evolución como profesional eficiente, afirmando que entiendes cómo comportarte en una entrevista de empleo y dentro del ambiente de trabajo.

Así, cuando llegue el momento de presentar tus experiencias profesionales, la respuesta ideal y verdadera estará en la punta de tu lengua.

Finalmente, estarás seguro de que tus experiencias laborales y capacitaciones previas son una parte esencial de lo mejor que puedes ofrecer a la nueva empresa.  

Este es el momento crucial para presentar tu valor y dejar en claro las razones por las que eres la mejor opción para el puesto actual.

Haz preguntas sobre la vacante 

Muestra interés en el puesto y aprovecha para hacer las preguntas que sean necesarias para ti. Según el gerente ejecutivo Guilherme Filgueiras, en una entrevista concedida al portal LinkedIn, se puede preguntar si “¿Este puesto es nuevo o es un reemplazo?” o “¿Cuál es la trayectoria profesional para este puesto?”.

Por otro lado, la especialista en headhunter y outplacement Carolina Martins señala que el candidato debe hacer preguntas inteligentes y genuinas, preguntando siempre que tengas dudas.

Luego, prepara preguntas importantes que aclaren dudas sobre la jornada laboral, beneficios ofrecidos, reglamento interno de la empresa, equipo de trabajo y equipo de trabajo por departamento. 

Después deja que las preguntas surjan de forma natural durante la entrevista de trabajo para asegurarte de que estás preparado y que entiendes qué decir en una entrevista de trabajo. 

Otro punto importante es: identifica el perfil de tu entrevistador antes de hacer preguntas. De esa forma, las preguntas tendrán el tono adecuado y obtendrás las respuestas que deseas. 

¿Qué no debes hacer? 

Ahora que ya conoces los tips que te garantizan los mejores puestos del mercado de trabajo, hemos separado aquellas actitudes que debes evitar durante la entrevista de trabajo para no poner en riesgo tu oportunidad. Esto es lo que no debes hacer frente al reclutador de la empresa: 

No muestres desesperación por la vacante

Mostrar interés y disposición para trabajar en la empresa es una actitud positiva, sin embargo, mostrar desesperación y urgencia puede influir negativamente en el entrevistador.

Por lo tanto, prioriza la demostración de disposición para aprender y evolucionar como profesional, observando que esa empresa tiene el perfil adecuado para una asociación exitosa contigo. 

Aunque realmente necesitas un trabajo, estás participando en una selección, así que usa la conversación para demostrar fuerza de voluntad y evitar insistencia.  

Esperar los plazos de respuesta 

Sabemos que un trabajo puede ser una necesidad urgente para muchas personas, pero el reclutador está haciendo el proceso de selección que tiene pasos que se deben seguir.

Quédate atento a los plazos, pregunta sobre las fechas importantes para esta entrevista de trabajo y cómo se hará la devolución de la vacante. Luego, espera el tiempo que se acordó para la selección del candidato. 

Durante este período, aprovecha la oportunidad de investigar más sobre la empresa y las principales actividades y logros. Si llegas a la siguiente etapa, estarás más preparado y tendrás más propiedad para presentar una postura similar a la que se busca. 

Además, el tiempo de espera para responder a la vacante puede ser un período para seguir invirtiendo en tu currículum y realizando estudios sobre los temas tratados durante la entrevista. De esta forma, ya ingresarás a la empresa con los conocimientos necesarios para trabajar con los demás colaboradores de la institución.

Investiga nuevos conocimientos, herramientas de trabajo o referencias citadas por el reclutador, para que tu formación curricular se mantenga actualizada y acorde a las exigencias del mercado laboral. 

No hables mal de las empresas por las que has pasado (o ex jefes)

Aunque hayas pasado por situaciones negativas en otras empresas, la entrevista de trabajo no es lugar para estar criticando los otros espacios que alguna vez fueron tu lugar de trabajo.

Esta actitud puede demostrar que no tienes respeto por los empleadores y puedes hacer lo mismo con la empresa actual en el futuro.

Pensar en qué decir en una entrevista de trabajo dice mucho del profesional que eres. 

Habla sobre el perfil profesional de tu ex jefe y cuéntanos un poco más sobre tu experiencia laboral anterior, recordando cómo era la dinámica en el antiguo local, cuáles eran tus actividades y la rutina de servicio

La mejor salida es hablar sobre lo que aprendiste en tu trabajo anterior y señalar que estás buscando nuevos desafíos que continúen desarrollando tu potencial.

Responder una pregunta sin entender el contexto

Estás en una entrevista de trabajo para ser evaluado y cada respuesta se considerará parte de lo que tienes para ofrecer a la nueva empresa

Por lo tanto, es importante escuchar lo que dice el reclutador para que puedas encontrar la mejor respuesta para la vacante. 

Si no entiendes la pregunta, pide que la repita, pero no ofrezcas una respuesta fuera de contexto que solo perjudicará tu oportunidad de obtener un nuevo trabajo.

No mirar a los ojos (o a la cámara)

Mirar a los ojos también es una acción que dice mucho sobre la personalidad. Las personas tímidas, las personas que están nerviosas, las personas a las que no les gusta hablar en público y las personas que no tienen confianza evitan hacer contacto visual. 

Por esta razón, haz contacto visual y observa tu comportamiento durante la entrevista. Evita mirar a otras partes de la habitación mientras el entrevistador está hablando, ya que, además de parecer inseguro, también es una actitud que muestra una falta de atención hacia cualquier persona que esté interactuando contigo. 

Mantener el contacto visual es una forma de mostrar confianza y disposición para responder a lo que se pregunta. 

Con los consejos anteriores, estarás más preparado para pasar por cualquier proceso de selección de trabajo y asegurar tu lugar.

Estar preparado para hacerlo bien en la entrevista de trabajo marcará una gran diferencia durante la búsqueda de un nuevo puesto en el mercado laboral. ¡Te deseamos éxito en tus búsquedas y hasta la próxima!

Lee el artículo Cómo buscar trabajo en Internet para conocer las actitudes que mejorarán tu búsqueda online del trabajo ideal.

Navega por asuntos

  • ¿Cómo comportarse en una entrevista de trabajo?

    • Ser puntual 

    • Usa ropas formales  

    • Trata de no mostrar miedo

    • Sé sincero

    • Escucha atentamente las preguntas 

    • Abordar las fortalezas en experiencias anteriores 

    • Haz preguntas sobre la vacante 

  • ¿Qué no debes hacer? 

    • No muestres desesperación por la vacante

    • Esperar los plazos de respuesta 

    • No hables mal de las empresas por las que has pasado (o ex jefes)

    • Responder una pregunta sin entender el contexto

    • No mirar a los ojos (o a la cámara)

Tags:

    HostGator México

    HostGator es un proveedor global de hospedaje web y servicios relacionados.

    Más artículos del autor

    Crea tu presencia en línea

    Encuentra el nombre perfecto para tu web:

    www.

    Comentarios