Puerto SMTP: ¿cómo elegir el correcto?

Puerto SMTP: descubre qué es y para qué sirve

martes, 1 de junio de 2021 | Comentarios

Escrito por

Desde su aparición en 1971, el correo electrónico se ha convertido en uno de los principales servicios de Internet. Incluso años después siguen siendo la tecnología de comunicación más utilizada en el mundo. Pero para ser enviados de forma segura, los correos electrónicos cuentan con la ayuda de lo que llamamos protocolo de transferencia simple, el famoso puerto SMTP.

Al principio, comprender qué es un puerto SMTP y cómo funciona puede parecer complejo. Pero en la práctica, el funcionamiento de este protocolo es bastante simple, y eso es exactamente lo que mostraremos en la publicación de hoy.

Después de presentar los principales gestores de correo electrónico, llegó el momento de profundizar en nuestra conversación y hablar del detrás de escena de esta forma de comunicación tan popular y presente en la vida cotidiana de las personas, explicando todo lo que necesitas saber sobre SMTP. ¿Comenzamos?

¿Qué es un puerto SMTP?

El primer paso en este viaje es comprender qué es SMTP con más detalle. Para comenzar, el término proviene de la expresión “Simple Mail Transfer Protocol”, que, traducido al español, significa, “Protocolo Simple de Transferencia de Correo”.

Este es un protocolo que utilizan los servidores de correo electrónico para hacer posible, confidencial y segura la transmisión de mensajes. Por ejemplo, es como si SMTP actuara como el servicio de correo tradicional, que entrega correo físico.

Entiende cómo funciona SMTP en la práctica: cada vez que escribes un correo electrónico y haces clic en “enviar”, la información se dirige al servidor SMTP. Este, a su vez adapta el mensaje a los estándares del protocolo de transferencia de correo electrónico. A partir de ese momento, la información se puede transmitir a través de Internet al servidor SMTP del destinatario.

Cuando hablamos de puerto SMTP, estamos hablando de servidores que permiten que dos o más computadoras se comuniquen entre sí. Vale la pena mencionar que existen servidores SMTP gratuitos y de pago. En el primer grupo, por ejemplo, hay algunos nombres conocidos, como Gmail, Outlook y Yahoo.

Se trata de opciones confiables, que, en general, se diferencian de los servidores de pago en que tienen una menor capacidad de envío. Por lo tanto, bastante satisfactorias para los usuarios normales.

Para que tengas una idea, el servidor SMTP de Gmail tiene una capacidad de 500 mensajes por día. Ya el SMTP Locaweb, que es un servidor de pago, es capaz de enviar hasta 1000 mensajes por minuto. Siendo ideal para empresas que disparan el E-mail Marketing y demandan un alto volumen de envío.

Cualquiera sea la opción que se elija, lo más importante es saber que el servidor SMTP es fundamental para que la comunicación a través de correo electrónico se realice en las condiciones más seguras, especialmente cuando se trata de un correo electrónico profesional.

Tipos de puerto SMTP

Como hemos visto,  el gran parte responsable de intermediar el envío y la recepción de mensajes transmitidos vía e-mail, es el SMTP. Jugando un papel importante para garantizar la seguridad de todo el proceso. Pero, hay más de un puerto SMTP, por lo que conocer cada uno de ellos es muy importante para comprender cuál se utiliza para cada situación.

Vale la pena decir que los puertos SMTP se dividen en dos grandes etapas: sumisión y relay. Mientras que en la primera etapa, el mensaje de correo electrónico se envía a un servidor de salida. La segunda etapa está marcada por el proceso de retransmisión del mensaje entre dos servidores. Dicho esto, conoce cuáles son los cuatro puertos SMTP más utilizados.

Puerto SMTP 25

Es conocido como el puerto estándar más antiguo de todos, ya que se utiliza desde 1982. A pesar de haber sido ampliamente adoptado en el pasado, el puerto SMTP 25 está bloqueado en Brasil desde 2013, como una medida para prevenir spam.

Esto se debe a que, por ser un puerto estándar para la comunicación de servidores de correo electrónico, dificultaba la identificación del tráfico normal. Con el bloqueo, el puerto 25 fue reemplazado por el puerto 587, del que hablaremos a continuación.

Puerto SMTP 587

A pesar de haber sido recomendado por el Comité Directivo de Internet (CGI) desde 2005, el puerto SMTP 587 necesitó un poco más de tiempo para ser adoptado por los grandes proveedores de Internet. El cambio solo ocurrió de forma masiva a partir de 2013, con el bloqueo definitivo del puerto 25.

Debido a que se considera un puerto estándar para el paso de sumisión SMTP, ha brindado más seguridad para enviar mensajes de correo electrónico a servidores de salida, siendo la opción más recomendada en la actualidad.

Puerto SMTP 465

El puerto SMTP 465 es una opción más antigua, que ya se usaba ampliamente en la comunicación con el servidor SMTP, cuando los usuarios buscaban nuevas formas de proteger los mensajes.

Hoy, por lo tanto, se ha adoptado en otra modalidad de servicio y ya no debe ser más utilizada para comunicaciones SMTP. Es decir: aunque muchos proveedores de alojamiento en la nube todavía admiten el puerto 465, el puerto 587 sigue siendo la alternativa más adecuada.

Puerto SMTP 2525

Por último, tenemos un puerto SMTP que, aunque no es reconocido como oficial, es utilizado por algunos proveedores: el 2525. En estos casos actúa como una especie de espejo del puerto 587, que hoy aparece como el puerto principal SMTP.

Dado que el puerto 2525 no se considera oficial, generalmente los proporciona los ISP (Internet Service Provider), consumidores y proveedores de alojamiento en la nube.

Además del puerto SMTP

Hasta ahora has podido entender lo qué significa el servidor SMTP y así conocer uno de los principales protocolos que se utilizan en el intercambio de correos electrónicos. Pero ¿sabías que además del puerto SMTP, que se utiliza para enviar mensajes, existen otras configuraciones muy utilizadas en Internet que complementan esta operación?

El primero es el protocolo IMAP (Internet Message Access Protocol), utilizado para sincronizar mensajes en el servidor. El segundo es el protocolo POP3 (Post Office Protocol), que, al igual que IMAP, también se utiliza para recibir y sincronizar correos electrónicos.

La gran diferencia entre ellos es que, mientras POP3 borra los mensajes del servidor después de descargarlos, requiriendo programar el backup del dispositivo para evitar pérdidas. IMAP brinda más flexibilidad al mantener toda la información copiada en el servidor.

En resumen, los puertos SMTP, IMAP y POP3 forman el trío principal detrás de la configuración de una aplicación de correo electrónico. Estos se pueden usar tanto en servidores gratuitos, como Gmail, como en servidores pagos.

Vale la pena recordar que, si bien el envío de correos electrónicos siempre se realiza a través de SMTP, el acceso a la lectura se puede realizar a través de POP3 o mediante IMAP; la elección de qué opción utilizar debe considerar las necesidades de cada usuario.

Entender cómo funcionan los protocolos y sus puertos es fundamental para evitar imprevistos o problemas relacionados con la seguridad en el intercambio de mensajes, especialmente para empresas que tienen el correo electrónico como un aliado importante y tratan con información confidencial.

Si has llegado hasta aquí y quieres profundizar más en el tema, ¿qué tal si echas un vistazo a nuestra Guía Definitiva para Crear un Correo electrónico Profesional? Además de enumerar las principales razones para tener una cuenta empresarial, detallamos las características más importantes detrás de la herramienta para que puedas aprovechar todas las ventajas que ofrece el correo electrónico. ¡Nos vemos por allá!


Comentarios
Presiona Enter para buscar o ESC para cerrar