Qué es neuromarketing y cómo aprovechar esta estrategia

Qué es neuromarketing y cómo aprovechar esta estrategia

viernes, 2 de abril de 2021 | Comentarios

Escrito por

¡Prueba oír el contenido!

¿Has oído hablar sobre neuromarketing? Este término es una combinación de palabras de la “neurociencia” y “marketing”. Por tanto, el objetivo del neuromarketing es comprender mejor qué hace que los consumidores elijan determinado producto, servicio o marca.

Si alguna vez has querido entender lo que está pasando en la mente de tu cliente, el neuromarketing es la solución para eso.

¿Cómo funciona el neuromarketing en la práctica?

Para aquellos que tengan curiosidad sobre qué es neuromarketing y cómo funciona en la práctica, el estudio se basa en el seguimiento ocular, la frecuencia cardíaca, la respiración y la actividad cerebral, entre otros métodos.

Dado que se trata de dispositivos médicos y sistemas de imágenes, el costo es alto, lo que puede no ser factible para las pequeñas empresas. Aún así, puedes aprovechar los resultados de investigaciones que ya han sido publicadas y utilizar la literatura disponible sobre el tema.

El principal objetivo del neuromarketing es estudiar cómo reacciona el cerebro humano ante determinados estímulos, que pueden ser imágenes, colores, olores, etc. Los estímulos tienen como objetivo despertar deseo, necesidad, urgencia, entre otros comportamientos. Es en base a estos resultados que las empresas posicionan sus marcas y se comunican con el mercado.

Teoría del Cerebro Triuno

Para comprender mejor el concepto es importante conocer la Teoría del Cerebro Triuno, que habla de cómo nuestro cerebro se divide en tres partes:

  • Neocórtex: es el “cerebro pensante”. Es la parte que nos distingue de los animales, responsable de nuestra racionalidad. Aquí se ubican los lóbulos cerebrales que controlan las interacciones sociales de los humanos.
  • Cerebro reptiliano: es la parte instintiva de nuestro cerebro, responsable por nuestros reflejos e instintos de sobrevivencia.
  • Cerebro límbico: controla las emociones más complejas del ser humano, además de las sensaciones que involucran nuestros sentidos y la memoria.

Neuromarketing: ejemplos

Uno de los casos más famosos del neuromarketing es el de las marcas Coca-Cola y Pepsi. El estudio reunió a 67 personas que tenían una misión muy sencilla: tomar bebidas de ambas marcas y elegir la mejor.

Sin saber qué marca de refrescos habían ingerido, la mayoría de las personas prefería Pepsi. Luego se aplicó una segunda prueba informando una de las marcas. En este caso, la gente prefirió Coca-Cola.

La neurociencia explica que cuando sabían qué marca consumían, las personas tenían activada la corteza prefrontal. Sin embargo, cuando desconocían una de las marcas, hubo un aumento de la actividad en regiones del cerebro vinculadas a las emociones positivas.

En otras palabras, el neocórtex ha contribuído en la decisión, ya que la marca de la bebida influyó en el comportamiento de los participantes. Y esto puede haber sucedido precisamente por la publicidad y cómo Coca-Cola se posiciona en el mercado.

5 estrategias inspiradas en el neuromarketing para usar en tu sitio web

Existen algunos conceptos y prácticas que pueden utilizarse para atraer la atención de los consumidores y posicionar su marca o producto. También vale la pena mencionar que puedes desarrollar investigaciones, realizar pruebas A/B e incluso utilizar técnicas de growth hacking para comprender mejor el comportamiento de tu público.

Otra forma de comprender mejor al público, además de conocer el recorrido del consumidor, es preguntarle qué piensan sobre tu negocio.

1. Utiliza buenas imágenes en el sitio

Todo el mundo sabe que una imagen vale más que mil palabras. Por eso, es fundamental tener buenas imágenes en tu sitio web. Para aquellos que tienen e-commerce, este consejo es aún más importante. Además de tener imágenes de alta calidad, es válido tener variaciones de ángulos para demostrar el producto e incluso utilizar videos.

2. Elige una buena tipografía

¿Conoces esa incomodidad cuando no puedes entender algo que está escrito porque la letra es ilegible? Para evitar estos sentimientos negativos hacia el sitio es fundamental elegir bien las fuentes que lo compondrán e incluso tu marca. Aquí en el blog hay una publicación que habla sobre tipografía digital y que puede ayudarte con eso.

3. Usa la psicología del color

Los colores también estimulan nuestros sentidos y emociones, por eso, es importante tomar la decisión correcta. Presta atención al color de tu logo, del sitio y todas las piezas de comunicación para ver si están teniendo el efecto deseado en los consumidores.

4. Crea buenas CTAs

¿Has oído hablar de CTAs? La sigla es la abreviación de call-to-action, que significa “llamada a la acción”. Es decir, son palabras, términos o frases que utilizas para animar al consumidor a hacer algo, que puede ser comprar, suscribirse para recibir la newsletter, etc. Hacer el uso correcto de estas CTAs puede impulsar tu negocio.

5. Prioriza la experiencia del usuario

¿Cómo es la experiencia de los usuarios en el sitio o de los consumidores de tu marca? Promover buenas experiencias es una de las formas de influir en el comportamiento del consumidor. Al fin y al cabo, a quienes tienen buenas experiencias les gusta compartirlas y, con eso, terminan dando a conocer tu negocio.

 


Comentarios
Presiona Enter para buscar o ESC para cerrar