Descubre para qué sirve un servidor proxy

Servidor proxy: descubre para qué sirve

viernes, 28 de mayo de 2021 | Comentarios

Escrito por

Un servidor proxy actúa como puente entre tú e Internet. No todos los usuarios que navegan por la web saben realmente cómo funciona. Aquí es donde entra el servidor proxy: es responsable de separar a los usuarios finales y los sitios que navegan, ofreciendo seguridad y privacidad.

Si estás utilizando un servidor proxy, el tráfico de Internet fluye a través del servidor proxy hasta la página a la que estás intentando navegar. Este filtro impide acceder a determinados sitios web o incluso si tienes o no conexión a Internet. En este artículo, aprenderás más sobre lo qué es el servidor proxy, cómo funciona y lo importante que es navegar por Internet de forma segura.

¿Qué es un servidor proxy?

¿Qué es servidor proxy?
Fuente de la imagen: Profissionais Linux

 

El servidor proxy es conocido como “intermediario” porque se encuentra entre los usuarios finales y las páginas web que visitas. Actúa como un sofisticado filtro de direcciones IP (Protocolo de Internet). Proxy hace más que reenviar solicitudes web en nombre de la seguridad de datos y el rendimiento de la red.

Si es difícil imaginar qué es un servidor proxy, considéralos como un firewall y un filtro web, que proporciona conexiones de red compartidas y almacena datos en caché para acelerar las solicitudes comunes. Un buen servidor proxy mantiene a los usuarios y a la red interna a salvo de la parte “mala” de Internet. Además, proporciona un alto nivel de privacidad.

Un proxy puede ubicarse físicamente en cualquier lugar. Puedes configurar un proxy en tu computadora o en la nube. Pero lo principal es que tiene la configuración que necesitas para la funcionalidad deseada.

¿Para qué sirve un servidor proxy?

Hay varias razones por las que las organizaciones y las personas necesitan un servidor proxy. El primero, y quizás el más importante, es la seguridad, ya que sirve como un firewall entre tu sistema e Internet. Sin él, los hackers tienen fácil acceso a tu dirección IP y pueden usarla para infiltrarse a tu computadora o red.

Si sabes cómo utilizar proxy, puedes configurarlo para evitar anuncios no deseados o recopilar datos específicos de IP. En el caso de empresas o de padres que no quieran que sus hijos accedan a determinados sitios web, proxy impide visitar determinados sitios. Algunas organizaciones bloquean sitios de redes sociales como Facebook para evitar distracciones.

También pueden monitorear y registrar todas las solicitudes de la web. De esa manera, incluso si no bloquean el sitio, sabrán cuánto tiempo pasas en una página determinada.

El servidor proxy almacena datos en caché. Cuando escribas un sitio web en tu navegador, el servidor proxy comprobará si tienes la copia más reciente del sitio web para enviar. Así, cuando varias personas accedan a https://www.hostgator.mx/ al mismo tiempo y desde el mismo servidor proxy, envía solo una solicitud a HostGator, lo que mejora el rendimiento de la red.

El servidor proxy es para que las personas y organizaciones naveguen por Internet de forma más privada. En la práctica, los servidores cambian la dirección IP y otra información de identificación contenida en la solicitud web. Esto significa que el servidor de destino no sabe quién realizó la solicitud original, lo que ayuda a privar tu información personal y hábitos de navegación.

Puedes configurar proxy para evitar que sitios de malware conocidos accedan al servidor proxy. Además, las organizaciones pueden conectar su servidor proxy a una red privada virtual (VPN), para que los usuarios remotos accedan a Internet a través del proxy de la empresa.

Diferencia entre VPN y el servidor proxy

La diferencia es que una VPN protege todo el tráfico de red (uploads o downloads de FTP, procesos del sistema operativo en segundo plano, como actualizaciones), mientras que los proxies protegen solo el tráfico de Internet. Una VPN es una conexión directa a la red de la empresa para usuarios externos o remotos.

Con una VPN una empresa puede controlar y verificar el acceso a recursos (correo electrónico, datos internos) que necesitan los usuarios, al tiempo que proporciona una conexión segura para que el usuario proteja los datos de la empresa. Un proxy solo envía tus solicitudes de Internet, actuando como intermediario. Una VPN, por otro lado, canaliza todas las actividades de la red hasta el nivel del sistema operativo.

Diferencias entre VPN y Servidor Proxy
Diagrama de funcionamiento VPN. Fuente de la imagen: Tech Chrome

¿Cómo funciona un servidor proxy?

Como tienes tu propia dirección IP, el servidor proxy actúa como intermediario entre una computadora e Internet. La computadora reconoce esa dirección y, cuando envías una solicitud a través de Internet, se reenvía al proxy, que obtiene la respuesta del servidor web y reenvía los datos de la página al navegador de la computadora, como Chrome, Safari, Firefox o Microsoft Edge.

Cuando el servidor proxy reenvía las solicitudes web, recopila la respuesta del servidor de la web y dirige los datos de la página web para que puedas ver la página en tu navegador.

Tipos de servidores proxy

Si bien todos los servidores proxy brindan a los usuarios una dirección alternativa para usar Internet, existen varios tipos que satisfacen las diferentes necesidades de los usuarios, cada uno con sus propios recursos. La elección depende del propósito. Consulta a continuación algunos tipos de servidores proxy disponibles en el mercado.

Forward Proxy

Es el proxy de reenvío, adecuado para redes internas que necesitan un único punto de entrada. Se utiliza para obtener datos para grupos de usuarios en una red interna. Cuando se envía una solicitud, el servidor proxy la examina para decidir si debe continuar con la conexión.

Un proxy de reenvío puede limitar la capacidad de una organización para satisfacer las necesidades de los usuarios finales.

Proxy transparente

Los proxies transparentes son adecuados para empresas que desean usar un proxy sin que los colaboradores sepan que lo están usando. Proporcionan al usuario la misma experiencia de usar la computadora personal. Por otro lado, los proxies transparentes son más susceptibles a ciertas amenazas de seguridad.

Proxy anónimo

Un proxy anónimo es responsable de que la navegación sea indetectable. Accede a Internet en nombre del usuario, ocultando su identidad e información de la computadora.

Si deseas ir un paso más allá, puedes usar los high anonymity proxies. Borra tu información antes que el proxy intente conectarse al sitio web de destino. Lo utilizan los usuarios que no desean que sus actividades se rastreen a la organización.

Proxy distorsionado

Se identifica como un proxy para un sitio, pero esconde su propia identidad. Para eso, cambia tu dirección IP por una incorrecta. Es una buena opción para las personas que desean ocultar su ubicación cuando acceden a Internet. Algunos sitios bloquean automáticamente este tipo de proxy, haciendo que los usuarios no puedan acceder a ellos.

Proxy de data center

Los proxies de data center existen a través del data center de una empresa. El servidor proxy existe en un data center físico, y las solicitudes de los usuarios se enrutan a través de ese servidor.

Son ideales para quienes necesitan tiempos de respuesta rápidos y una solución económica. La desventaja es que no ofrecen el anonimato, lo que puede poner en riesgo la información o la identidad de los usuarios.

Proxy Residencial

Un proxy residencial proporciona una dirección IP que pertenece a un dispositivo físico específico. Todas las solicitudes de navegación se canalizan a través de él. Los proxies residenciales son adecuados para los propietarios de sitios web que desean bloquear anuncios sospechosos o no deseados de la competencia.

Aunque son más fiables que otros proxies, son más caros.

Proxy público

Cualquiera puede acceder a él de forma gratuita. Los proxies públicos son los más adecuados para los usuarios que desean seguridad, pero que no se preocupan por la velocidad. Por lo tanto, al usar un proxy público, corres el riesgo de que otras personas accedan a tu información.

Proxy compartido

Los proxies compartidos son utilizados por más de un usuario al mismo tiempo. Son una opción sólida para personas sin mucho dinero para gastar y sin necesidad de una conexión rápida. Debido a que se comparte, puedes ser el responsable de las decisiones de otros, lo que puede ocasionar la exclusión de un sitio web.

Proxy SSL

Un proxy SSL (Secure Sockets Layer) proporciona descifrado entre el cliente y el servidor. Como los datos están encriptados en ambas direcciones, el proxy oculta la existencia, tanto al cliente como al servidor.

Estos proxies son más adecuados para organizaciones que necesitan una alta protección contra amenazas. Los mecanismo de búsqueda prefieren los servidores que utilizan SSL, lo que ayuda al SEO de tu empresa.

Proxy Rotativo

Un proxy rotativo asigna una dirección IP diferente a cada usuario que se conecta a él. A medida que los usuarios se conectan, reciben una dirección única del dispositivo conectado antes que ellos. Los proxies rotativos son ideales para los usuarios que necesitan extraer datos continuos de gran volumen.

Proxy inverso

A diferencia de un proxy de reenvío, que está frente a los clientes, un proxy inverso se coloca frente a los servidores web y reenvía las solicitudes desde un navegador a los servidores web. Son una buena opción para sitios que reciben muchas solicitudes de acceso.

Ahora que sabes más sobre el servidor proxy y su importancia, elige el tuyo con cuidado. Recuerda que el proxy es una función de seguridad, y conocer las fortalezas y debilidades te ayudará a configurarlo de una manera más estructurada.


Comentarios
Presiona Enter para buscar o ESC para cerrar