¿Qué es TLD (Top-Level Domain)?

¿Qué es TLD (Top-Level Domain)?

lunes, 31 de mayo de 2021 | Comentarios

Escrito por

TLD o Top-Level Domain, hace parte del universo de dominios de Internet. La traducción literal del término es “dominio de nivel superior”, que se refiere a la parte del dominio que viene después del punto como, “.mx” o “.net”, por ejemplo. Básicamente, es la parte jerárquica más importante de un nombre de dominio.

Elegir el dominio, es decir, la dirección de tu marca en la web, es uno de los primeros pasos para construir una marca profesional y digitalmente sólida. Por lo tanto, si estás pensando en crear o mejorar la marca de tu empresa, es importante que consideres el TLD. Aquí, encontrarás para qué sirve TLD y cómo elegirlo.

¿Qué es TLD (Top-Level Domain)

Cada página está alojada en un servidor y cada servidor se identifica mediante un conjunto único de números o dirección IP. Por lo tanto, dado que los números son difíciles de memorizar, las direcciones IP están asociadas a direcciones más atractivas y memorables, las URL.

El dominio es la parte de la URL que aparece entre el penúltimo y el último punto. Por ejemplo, en la URL http://www.hostgator.mx, el nombre de dominio es “hostgator”. Y, si comprendes lo qué es una TLD, sabrás que estas extensiones son “.mx”, “.cl”, “.co”, “.org” y “.net” de una página web. En el ejemplo de HostGator, el TLD es “.mx”. La siguiente imagen muestra cómo funciona esta división en la práctica:

 

¿Qué es TLD (Top-Level Domain)?
HostGator

 

Estos niveles de dominio están todos separados por un punto. Como puedes ver, el top-level domain es “.mx”, lo que muestra que es un sitio web comercial mexicano.

El TLD se encuentra en la parte superior de la jerarquía del Sistema de Nombres de Dominio (DNS) y esto tiene que ver con la organización de direcciones web. En el tema sobre “tipos de tld”, comprenderás por qué cada TLD es administrado por un organismo adecuado.

¿Para qué sirve un TLD?

Los top domain level sirven para facilitar y organizar la categorización de las páginas web en función de la información asociada con los sitios. Así, puedes utilizarlos para identificar, sin comprobar el contenido de una página, su finalidad, su propietario o incluso su ubicación geográfica.

El punto de atención cuando se trata de TLD, es que varios sitios pueden compartir el mismo nombre, pero tienen diferentes TLD. Por ejemplo, se puede decir que “ejemplo.com” no es lo mismo que “ejemplo.edu”. El TLD “.edu” muestra que el sitio web tiene fines educativos y el “.com” indica que tiene fines comerciales.

Ahora, debes tener en cuenta que “HostGator.com” es diferente de “HostGator.mx”, aunque comparten el mismo nombre de dominio, ¿verdad?

Si te preguntas si la extensión del dominio realmente importa, la respuesta es sí. El TLD correcto puede agregar “algo más” a tu marca, lo que ayuda a atraer visitantes a tu sitio web.

Tipos de TLD

Los dominios de nivel originales fueron desarrollados en la década de 1980 y se dividieron en tres grupos: categorías, organizaciones múltiples y países. Cada TLD original tiene un propósito único, como puedes ver a continuación:

Nombre Entidad
.com Comercial
.org Organización
.int Organización Intergubernamentales
.edu Educación
.gov Agencias gubernamentales
.mil Fuerzas Armadas de Estados Unidos

Actualmente, los TLD top level domain no son en absoluto restrictivos, existe una amplia gama de TLD disponibles para ser utilizados de formas diferentes e inusuales. La Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN) los clasifica principalmente en cuatro grupos: gTLD, ccTLD, sTLD e iTLD. El registro de dominio está abierto a casi todo el mundo, con la excepción de los gTLD asignados al gobierno, como .gov y .mil.

gTLD

Los dominios genéricos de primer nivel (gTLD) son los TLD más conocidos, como “com” para comercial “net” para red, “edu” para educación y “gov” para gobierno. Suelen tener una longitud de tres caracteres.

ccTLD

Los dominios de primer nivel con código de país (ccTLD) están diseñados para indicar una ubicación geográfica o un país específico. Hay más de 200 ccTLD indicados con dos letras.

Entre ellos, los ccTLD más populares son “cn” para China, “tk” para Tokelau, “de” para Alemania, “uk” para el Reino Unido y “ru” para Rusia. Para las empresas nacionales o hiperlocales, este es el tipo de dominio más adecuado, ya que se dirigen a un grupo bien definido de usuarios de Internet.

sTLD

Los dominios de primer nivel patrocinados (sTLD) son administrados por organizaciones privadas. Los más conocidos son: “aero”, “cat”, “coop”, “int”, “jobs”, “mil”, “mobi”, “tel” y “travel”.

iTLD

El dominio de primer nivel de infraestructura “.arpa” es controlado por Internet Engineering Task Force (IETF), el Grupo de Trabajo de Ingeniería de Internet.

¿Cómo elegir el TLD ideal?

La lista tld es larga: en agosto de 2019, ya había 1.528 direcciones disponibles, pero el número aumenta constantemente. Cubre casi todo de la A a la Z. ¡Es por eso que elegir el TLD ideal puede ser un desafío!

Los estudios de popularidad de sitios web para clasificar el primer millón más visitado, mostraron que más del 48% de los dominios son “com”. No por casualidad, la extensión de dominio más registrada en el mundo es “.com”, con más de 137 millones en 2018.

Debido a que se encuentran en la parte superior de la lista de los mecanismos de búsqueda, puedes considerar los gTLD “com”, “net”, “org”, y “co” con fines de concientización y accesibilidad, pero no son necesariamente ideales para tu marca. La extensión es solo una parte de la dirección de una marca y debe funcionar junto con el nombre de dominio con el objetivo de crear un sitio web atractivo para la marca.

A pesar de la popularidad de los dominios “.com”, se debe tener en cuenta que es perfectamente posible administrar un negocio online exitoso utilizando cualquier TLD. Los nuevos TLD como “.biz”, “.mobi” y “.club” son utilizados por sectores con intereses comerciales específicos.

Los TLD como estos son excelentes opciones si tu modelo de negocio está enfocado. Si tu sitio web se enfoca en un individuo, existen extensiones como “.me” y “.name”, que han despegado para sitios y blogs biográficos. Para elegir el TLD ideal, ¡consulta algunos consejos a continuación!

Considera el propósito de tu sitio web

Antes de comenzar el proceso de selección de TLD, considera el propósito de tu sitio web: ¿es comercial (“.com”), sin fines de lucro (“.org”), creativo (“.smile, “.vc”, “.me”), startup (“.biz”)? Existen extensiones que se adaptan a una amplia variedad de tipos y modelos de negocios.

Técnicamente, puedes elegir casi cualquier TLD que deseas, incluso si el propósito no se ajusta, pero puedes dañar tu estrategia de venta. Recuerda que los usuarios rara vez compran productos de una marca que no tiene un propósito claro.

Como hemos mencionado, las extensiones de dominio específicas del país son beneficiosas para los sitios que desean atraer visitantes a una ubicación en particular. La desventaja de elegir un ccTLD es que no se clasificará tan bien a nivel mundial.

Ejemplifica lo que haces

Piensa en el público al que quieres llegar. ¿Pensaste? Bueno, aquí hay un resumen de algunos de los TLD perfectos para sectores específicos:

.io, .ly, .software, .technology, .digital, .codes, .consulting, .build
Startups y sitios web de tecnología.

.club, .football, .soccer
Deportes

.bar, .pu, .cafe
Perfecto para un bar o restaurante, y también existen TLD para distintos establecimientos.

.movie, .lol
Si estás en la industria creativa, estas son algunas opciones, y existen otras realmente muy buenas.

.wow, .rocks
Si tu marca es ambiciosa, ¡esta es una extensión ideal!

.viaje
La extensión ya lo dice todo, ¿verdad? ¡Buena opción para la industria del turismo!

.info
Como sugiere, esto es ideal para sitios informativos detallados.

Es inevitable que la mayoría de los TLD valiosos estén en uso, pero nada te impide de usar el mismo dominio con una extensión diferente. ¡Esto demuestra a los clientes que eres creativo!

El nombre de dominio es la primera impresión que las personas tienen de la marca. Por lo tanto, aprovecha la oportunidad para mostrar lo que tu marca tiene de valor. Utiliza la ventaja de agregar valor a la marca.

¡Protege tu marca!

Si tienes negocios prósperos con un dominio tradicional, puedes hacer que tu marca sea la prueba del futuro, comprando una versión del nombre de dominio con un nuevo TLD y apuntando tu antiguo dominio a la nueva dirección. Al hacerlo, los competidores no pueden comprar nombres de dominio similares y tendrás opciones para un dominio más creativo, avanzado y relevante.

Preocuparse por el SEO puede ser un poco prematuro en la fase de selección del TLD, pero nunca es demasiado pronto para planificar tu presencia digital. Tener en cuenta el SEO desde las primeras etapas de la creación del nombre de dominio es la mejor manera de asegurarte para obtener una buena clasificación más adelante.

Si tu sitio tiene contenido de calidad y una identidad visual coherente y atractiva, nada te impedirá de tener un buen desempeño, tanto en SEO como en ventas. Finalmente, si has encontrado un TLD con el que estás satisfecho, ¡continúa y haz correr la voz de tu marca!

Asegúrate de contarnos cuál fue el TLD elegido para representar tu marca, ¡nos encantaría saberlo!


Comentarios
Presiona Enter para buscar o ESC para cerrar