Contenidos por asunto

Cuáles asuntos te interesan recibir:

La confirmación de tu inscripción ha sido enviada a tu correo electrónico

¡Gracias por suscribirte, esperamos que disfrutes nuestros contenidos!

Portafolio: qué es y cómo crear uno

Compartir:

¿Tienes un portafolio? Hemos separado una guía completa para que aprendas a vender o trabajar efectivamente con tu marketing personal. 

No es nuevo que saber “vender tu pescado” sea uno de los factores que diferencian quién tiene éxito o no. En este sentido, tener un portafolio se convierte en un principio básico para quienes quieren conquistar más clientes y concretar ventas.

Con eso en mente, hemos separado una guía completa para que aprendas a vender o trabajar efectivamente con tu marketing personal. 

¿Qué es el portafolio?

¿Qué significa la palabra portafolio? Según una de las definiciones del diccionario Michaelis portafolio es: 

Colección con campañas publicitarias realizadas como referencia y que se utilizan en la prospección del mercado”. 

Popularmente, también puede entenderse como un conjunto de trabajos ofrecidos o realizados por una empresa u organismo privado. 

En general, estas colecciones de archivos, imágenes o proyectos se suelen utilizar en presentaciones de ventas. Por lo tanto, se puede realizar tanto para empresas como para personas. 

Un portafolio funciona básicamente como una “tarjeta de presentación”, es decir, trae la información más relevante sobre quién es la empresa y qué ha hecho.

En el caso de los profesionales, es un resumen visual que dice quién eres y qué has hecho en tu camino. Sin contar, por supuesto, con los contactos para que los interesados vuelvan. 

Otro uso común del portafolio es para conseguir trabajo ya que, muchas veces, las experiencias anteriores, ya sean profesionales o no, también pueden ayudar a conseguir ese trabajo tan deseado. 

Independientemente del propósito, tu inventario puede ser más atractivo y convincente. Y una cosa es segura: necesitas tener un portafolio profesional

Por eso es tan importante conocer el concepto y los tipos disponibles, como verás a continuación. Y más adelante: ¡aprenderás a crear y promocionar el tuyo! 

portafolio

4 tipos de portafolios 

Tu book puede variar no solo en términos de propósito, sino también en términos de formato y la información que presenta: 

1- Portafolio físico

Suelen ser materiales impresos disponibles en carpetas o encartes. Son como los famosos catálogos que funcionan en la venta directa o que los comerciales llevan “debajo del brazo”.

Pueden ser más sencillos e impresos en hojas A4 o materiales más elaborados, con versiones plastificadas y materias primas más resistentes. Dependiendo de cuánto dinero tengas para invertir, este catálogo se puede personalizar para cada cliente. 

Por lo general, estas guías son más visuales precisamente para captar la atención de quienes la reciben o visualizan y facilitar la venta ya que son ilustrativas. 

Pero, ¿sigue funcionando hoy en día una estrategia tan antigua? La respuesta es sí. 

Solo piensa que para vender servicios como diseñador, por ejemplo, necesitas mostrar en la práctica tus habilidades. 

No es una regla pero hay una gran expectativa en que los diseñadores tengan una página o sitio profesional para demostrar sus cualidades. 

Esto se debe a que difícilmente un nuevo cliente se convence solo con lo que dices. Es necesario ver y probar y, en algunas situaciones esto, también hace que los servicios se autovendan. 

Por lo tanto, es fundamental, mostrar lo que ya has hecho y, si es posible, los resultados

Ventajas:

  • Se puede exhibir en eventos y ferias.
  • Puede componer materiales promocionales y distribuirse junto a regalos.
  • Dan una buena impresión.

Desventajas:

  • Puede ser costoso requerir impresiones con frecuencia.
  • Tiene costo de mantenimiento (como limpieza, cambio de tapa).
  • Se desvanece más rápidamente.

2- Portafolio digital en sitio web

También puedes crear tu propio sitio para dar a conocer tu trabajo y experiencias previas

En los sitios web institucionales, como agencias, por ejemplo, se recomienda tener un área específica para hablar sobre el trabajo y los casos de los clientes. 

Otra opción es alojar tu colección en sitios web de terceros que funcionan como colecciones y grandes bibliotecas digitales. Una de las ventajas es que se encuentra más fácilmente en Internet, en cualquier momento, eliminando así la necesidad de presentaciones personales o presenciales.  

Las revistas virtuales tienen el mismo efecto, cuando están bien diseñadas, funcionan como una vitrina. 

En otras palabras, el formato online permite un mayor alcance. Esta comunicación se conoce como “comunicación de uno para muchos”, es decir, como la información está estandarizada, solo tendrás que pensar cómo hacer un portafolio digital que cumpla con ese rol.

Ventajas:

  • Tiene plantillas de portafolio listas para usar y de rápida edición.
  • Puede ser revisado y actualizado siempre y cuando sea necesario.
  • Aporta una experiencia más dinámica e intuitiva.
  • Puede incorporarse en otros sitios web y/o redes sociales.

Desventajas:

  • No siempre es posible personalizar la URL en los planes gratuitos.
  • Puede haber una limitación en el número de citas o inclusión de proyectos.

3- PDF

La versión no editable del portafolio online ayuda a compartir y enviar rápidamente. Así que puedes descargarlo o imprimir el material que acabas de crear en PDF y adjuntarlo a un correo electrónico como presentación comercial

Pero, ¿por qué hacer esto? Para tener aún más credibilidad

Antes de enviar, revisa los textos y asegúrate de que las imágenes y página no estén rotas y que no interfieran con la legibilidad. 

Un consejo muy importante es mantener el portafolio siempre actualizado. De nada sirve tener material publicitario si ya es viejo o está desactualizado. 

¿Has hecho un nuevo trabajo? ¿Lanzaste un nuevo proyecto que vale la pena mencionar? Aprovecha para actualizar tu listado de trabajos y/o servicios y volver a guardarlo en PDF con la fecha, mes y año para facilitar la identificación del archivo más reciente. 

Ventajas:

  • Es un formato muy común.
  • Se puede compartir en la nube.
  • Permite la inserción de enlaces que conducen a medios externos (como la versión online).

Desventajas: 

  • No tiene interactividad. Es práctico.
  • Por lo general no tiene muchos atractivos visuales.
  • Los archivos finales pueden ser pesados y requerir compresión para enviarlo por e-mail. 

4- Portafolio en 3D

Los portafolios digitales también se pueden presentar en formatos más inmersivos. Constructores, ingenieros o arquitectos pueden proyectar maquetas en tercera dimensión.

La intención clara es hacer que los clientes tengan una experiencia sensorial de los ambientes que se diseñarán. 

Ventajas:

  • Trabajan con más sentidos de clientes potenciales.
  • Ayudan en la aprobación de proyectos o etapas de proyectos mayores.
  • Hacen la venta más “real” porque simulan el producto final. 

Desventajas:

  • Tienden a ser más caros que los portafolios impresos.
  • No permiten mucha personalización.
  • Demandan profesionales con conocimiento más técnico para la creación y equipos especializados para la visualización. 

Ahora vamos a detallar cómo hacer un portafolio. Si aún no tienes o necesitas renovar el tuyo, no te pierdas estos consejos. 

portafolio

¿Cómo hacer un portafolio?

¿No sabes por dónde empezar? No te preocupes, te ayudaremos. Debes saber que no hay complicaciones o requisitos previos para esto.

¿Vamos? Sigue este paso a paso:

Paso 1- Define el objetivo de tu portafolio

Deja en claro que tu portafolio debe vender tu trabajo o impulsar tu carrera. Entonces, piénsalo desde el principio. 

Define lo qué quieres con tu portafolio. Entre las razones más comunes están:

  • Tener una vitrina personal y/o profesional.
  • Tener un espacio o material enfocado a tu trabajo.
  • Tener más visibilidad y alcance digital.
  • Convertir clientes potenciales en clientes.
  • Obtener más autoridad en tu área de especialización.

Puedes tener un solo objetivo o más de uno, pero esencialmente debes pensar en cómo promocionarte de manera efectiva

Paso 2- Establece el formato ideal

¿Aún no estás seguro de cómo crear un portafolio y qué incluir? Haz una búsqueda rápida de inspiración. Investiga lo que hace la competencia y/o tus compañeros profesionales.

Evalúa:

  • Diseño
  • Layout
  • Contenido
  • Tipografía
  • Imágenes

También puedes basarte en plantillas de portafolios listos para usar, es decir, crear el tuyo sobre un ejemplo que ya existe. Recuerda que dependiendo del propósito de tu portafolio, vale la pena ser creativo y único

Paso 3- Preséntate

Para los que ya te conocen o conocen tu trabajo es fácil saber quién eres. Pero, ¿qué pasa con aquellos que no han tenido ningún contacto antes?.

Cada idea es realizada por una persona o un grupo de personas. Por lo tanto, vale la pena hablar relevantemente sobre ti. Realiza una breve presentación para respaldar tu experiencia. 

Para los que aún no tienen tanta experiencia, vale la pena incluir la formación y el área de especialidad. Otro consejo estratégico es mencionar el/las área(s) de interés para quienes buscan trabajo. 

Por lo tanto, vale la pena hablar relevantemente sobre ti. Realiza una breve presentación para respaldar tu experiencia. 

De esa manera, los reclutadores pueden conocerte y evaluar tu intención.

Paso 4- Realiza un resumen de las experiencias relevantes

Para que tu portafolio sea memorable, concéntrate en lo más relevante. La idea es no abrumar a los lectores con demasiada información. Al contrario. Lo que cuenta en esta situación es “menos es más”.

El desafío es crear algo que destaque sin demasiado esfuerzo. Para eso, selecciona los mejores proyectos, trabajos y experiencias. 

Las personas que están comenzando sus carreras pueden enumerar las experiencias que han tenido hasta el momento. El consejo es reemplazar con los trabajos más recientes tan pronto como puedas. Esto también demuestra evolución y desarrollo profesional. 

Resalta en qué eres bueno. Por mucho que tengas un perfil generalista, enumera los puntos en que más te destacas y cuáles son tus diferenciales. 

El cuidado aquí es no demostrar que eres bueno en todo. Esto ayuda en la selección de perfiles para vacantes e incluso en la selección de proveedores de servicios o agencias. 

portafolio

Paso 5- Muestra el trabajo realizado

Tus obras “pueden hablar de ti”. Y si esto se hace correctamente, seguramente tendrás aún más alcance y reconocimiento. 

Así que literalmente dibuja. Incluye:

  • Imágenes de alta calidad
  • Prototipos
  • Mockups
  • Wireframes

Citar el contexto del briefing de la demanda o idea, el público objetivo y las herramientas. Evita demasiado texto y el uso de jergas. No todos tendrán los conocimientos suficientes para comprender los términos técnicos o en otros idiomas.

Elige el lenguaje sencillo y la información visual. Así, ¡no hay error!

Las personas que accedan a tu catálogo o páginas web deben reconocer rápidamente de qué se trata. Si eso no sucede el efecto podría ser desastroso. En lugar de atraer a más clientes, podrías referirlos a tu competencia. 

Paso 6- Comenta tus logros profesionales

La historia cuenta mucho. Pero, sin dudas, los resultados generados pueden influir aún más. Por lo tanto, incluye los hitos claves que puedan contribuir a tu autoridad en el área. 

¿Obtuviste algún reconocimiento o premio?

¿Has participado en algún concurso y recibido una mención de honor?

¿Alguno de tus trabajos tuvo repercusión en los medios?

¿Tus clientes obtuvieron más tráfico o nuevos clientes gracias a lo que creaste?

Todo esto ayuda a concretar tu trabajo con algo de calidad. Si más personas o instituciones confían en tu trabajo, será más fácil venderlo. 

Paso 7- Incluye una CTA clara

CTA es la sigla de Call To Action, es decir, Llamada a la Acción. ¿Qué quieres que hagan las personas después de conocerte o ver tu portafolio?

Ser accionable es lo que garantizará que las personas puedan comunicarse para realizar un seguimiento. Y, por más obvio que parezca, los portafolios no siempre tienen contactos disponibles. 

Para no “meter la pata” en la comunicación, elige tu mejor canal de comunicación y agrégalo a tu portafolio

Si es un e-mail, recuerda revisar siempre tu bandeja de entrada. Si es un número de una cuenta de WhatsApp, haz un seguimiento con frecuencia para no dejar a las personas sin responder por mucho tiempo. 

Para no “meter la pata” en la comunicación, elige tu mejor canal de comunicación y agrégalo a tu portafolio

Al cambiar cualquier contacto, actualiza la información. Nada peor que enviar un mensaje a un e-mail que ya no existe o a un número que pertenece a otra persona.

7 errores principales en la creación de portafolios

Aún con muchas pautas, existen portafolios que no llegan a ser evaluados porque tienen muchos errores. Consulta la lista e intenta evitarlos para valorar aún más tu trabajo. 

1- Pensar que los autónomos y freelancers no pueden tener un portafolio

Incluso los profesionales autónomos o freelancers pueden tener un portafolio. Esta característica puede incluso ayudar a los reclutadores a encontrar tu perfil.

Así, quienes buscan trabajo en Internet pueden beneficiarse al compartir lo que ya han hecho y obtuvieron resultados. 

Lo mismo ocurre con aquellos que quieran trabajar desde casa y no saben cómo promover trabajos manuales o artesanales.

Cuando sea posible, solicita un testimonio de los clientes. Eso ayuda a enriquecer tus envíos y aumenta la confianza de quienes aún no te conocen.

2- No preocuparse con el diseño

El diseño sí importa. Pero la advertencia aquí es que no solo estamos hablando de estética sino de usabilidad.

Tu portafolio debe ser funcional, fácil de navegar, estructurado de forma lógica para simplificar la lectura. 

Si lo creas en formato digital, redacta y valida con personas cercanas antes de difundirlo ampliamente. 

Prueba la calidad y resolución de las imágenes y elementos visuales en diferentes dispositivos. Una secuencia de videos no siempre será buena para quienes acceden a contenidos desde el celular, por ejemplo. 

También se debe pensar en colores, fuentes y tamaños de fuente para resaltar lo más importante. Trabajar con la jerarquía de la información para brindar una lectura más fluida. 

En caso de duda, haz más pruebas rápidas siempre pensando en las necesidades de tu público. 

3- Incorporar mucha información

Las personas son cada vez más selectivas. Esto significa que priorizan no solo los medios de comunicación, sino qué y cuándo leerán cierta información. 

Si tu portafolio contiene muchas páginas o textos extensos, seguramente cansarás al lector. Para clientes más exigentes, si es necesario, envía información adicional o proyectos específicos. 

Esta es tu oportunidad de entablar una relación con un posible cliente o contratista. 

4- Olvidarse de dar crédito a los compañeros de trabajo

A menos que seas un empresario individual, debes saber que nadie hace nada solo. Actualmente, la mayoría de los proyectos se crean de forma colaborativa. Esta es una gran ventaja porque el conocimiento se vuelve colectivo. 

Una idea aún incipiente puede ser mejorada mediante discusiones y esfuerzos conjuntos. Independientemente de tu industria, innovar es esencial y, a veces, la innovación proviene de ideas que se crean colectivamente.  

Por eso, siempre da créditos a todos los profesionales involucrados directa o indirectamente en tus proyectos, socios y otros grupos estratégicos. 

portafolio

5- No citar fecha ni dar contexto

Como no siempre tendrás la oportunidad de presentar tu portafolio personalmente, es imprescindible que ayude a los usuarios a ubicarse en el tiempo y comprender el contexto. 

Eventualmente, una tendencia de diseño o tipografía, por ejemplo, solo tendrá sentido si trae la referencia contextual. En otras palabras, es necesario orientar sobre cuándo y por qué se crearon los proyectos. 

Cualquiera que trabaje con moda puede caer en el mismo desafío. Las personas no siempre asociarán las piezas con la época en las que fueron creadas (¡ah y no todo puede considerarse vintage!).

6- Incluir precios

La mayoría de las obras de arte y creativas son personalizadas y, por lo tanto, no están estandarizadas. Esto se debe a que tanto las horas trabajadas como recursos utilizados, por ejemplo, pueden variar.

La complejidad de cada proyecto es otra variable a tener en cuenta. 

Esta es una de las razones por las que no debes incluir precios en tu portafolio. Primero porque no es el mejor lugar para hacerlo, y segundo, porque los valores de trabajo o servicios pueden cambiar de un cliente a otro. 

Ahora bien, si decides tener paquetes creados en base a la cantidad de entregables u horas comprometidas, debes tener una tabla para eso y un canal específico para la negociación y contratación.

7- Dar información confidencial

Hay ciertos proyectos que requieren un mayor grado de privacidad. En la mayoría de las situaciones, esto sucede por la marca, la imagen, la protección de los derechos de autor o para evitar conflictos con la competencia. 

Por lo tanto, no todo se puede divulgar en la gran web abiertamente o sin el permiso adecuado. 

¿Checklist verificada? Es hora de elegir la herramienta para crear el nuevo espacio dedicado a tus trabajos. 

portafolio

¿Cómo crear un portafolio? Consulta las mejores herramientas

Hemos seleccionado algunas herramientas que suelen ser buscadas por aquellos que quieren descubrir cómo hacer un portafolio online. Crea el tuyo en unos pocos minutos y sin pagar nada (en la mayoría de los casos). 

Adobe Portafolio

Uno de los editores de sitios web más populares, Adobe Portafolio tiene integración con Behance, Adobe Fons y otras exclusivas.

El plan de pago también te da acceso a Photoshop y otras herramientas de la empresa, por una tarifa mensual muy económica.

Behance

Una de las plataformas mundiales más conocidas, Behance es casi un clasificados online donde los profesionales creativos de diferentes áreas pueden promocionar su trabajo. Esta solución integra los productos Adobe y se puede acceder a través del sitio web o aplicación.

Los perfiles se pueden compartir, seguir y calificar. La funcionalidad de revisión es perfecta para tener feedback de otros profesionales o clientes. 

Canva

La herramienta de diseño para no diseñadores también se ha convertido en una alternativa para aquellos que necesitan diseños prontos. Una de las mayores ventajas de Canva es la gran cantidad de diseños y elementos gráficos, incluso en el plan gratuito.

Una vez finalizado, el proyecto se puede exportar en diferentes formatos, como imagen o PDF.

Clippings.Me

Habitual entre blogueros, periodistas y escritores en general, Clippings.Me crea un perfil online donde es posible enlazar referencias de contenidos de tu propia autoría o participación.

Los usuarios que no pagan pueden mencionar hasta 10 URL diferentes o subir archivos PDF en la plataforma, según lo que prefieran. 

Contently

Diseñado para el mercado editorial en la web, Contently es ideal para crear un depósito digital de contenidos empresariales o personales. 

Los usuarios pueden crear una cuenta y consolidar sus referencias en un sitio web específico. Los portafolios se pueden crear con una de las plantillas que ofrece la empresa. 

DeviantArt

Los amantes del arte en general pueden conectarse con esta gran comunidad de artistas. Incluso visto como una red social para artistas y entusiastas, DeviantArt reúne a personas interesadas en el mismo tema.

La participación de la comunidad es uno de los secretos de la plataforma.

Dribbble

Dribbble es una poderosa fuente de búsqueda de perfiles creativos. Funciona como una muestra virtual de diseños de todo tipo para quienes trabajan en el área y como plataforma de búsqueda de profesionales.

GitHub

El repositorio de códigos para programación GitHub sirve como una vitrina y gran red de colaboración. Se puede utilizar de forma abierta o cerrada. 

Además de ayudar a la productividad de los equipos y la documentación técnica dentro de las empresas, también favorece el reparto del trabajo. 

Journo Portafolio

Journo Portafolio permite crear un portafolio para escritores. Con un diseño similar al de un sitio web, los usuarios enlazan con proyectos ya realizados, reuniendo publicaciones en un solo lugar.

Cada perfil tiene una dirección personalizada que se puede anunciar fácilmente. 

LinkedIn

LinkedIn no es solo una fuente para enviar currículums a las empresas. También puede funcionar como vitrina.

Además de resaltar puntos importantes de tu trayectoria académica y profesional, puedes mencionar los proyectos en los que has estado involucrado. 

Hay al menos tres formas de hacer esto: 1) vincular tu portafolio o medios externos en la sección “Destacado”, 2) adjunta un PDF, no olvides seguir los consejos sobre cómo crear un portafolio en PDF, que ya hemos dado aquí, 3) mencionar en cada experiencia o en el área de “Proyectos”. 

Pinterest

El famoso buscador de imágenes e inspiración para diseñadores Pinterest también puede utilizarse para promocionar tu trabajo. Al crear un tablero y cargar imágenes o etiquetar tus pines, puedes crear una biblioteca particular o abierta. 

Los feeds están llenos de nuevas ideas creativas de personas de todo el mundo, divididas en numerosas categorías. 

Pressfolios

Los periodistas pueden tener su clipping particular al usar Pressfolios. Aunque es de pago, el servicio se puede probar gratis durante 14 días. 

Las páginas se ven más profesionales y se indexan automáticamente en Google, lo que genera más tráfico. 

WordPress

Otra opción para aquellos que quieren tener visibilidad online, WordPress se puede utilizar para crear blogs, páginas personales y sitios web corporativos. 

Incluso sin saber programar, cualquier persona puede publicar un sitio web en un momento y agregar funcionalidades con los plugins (muchos gratuitos).

Consulta ahora algunas áreas y ejemplos de portafolios específicos.

 

Ejemplos de portafolio

Como comentábamos antes, cualquier empresa, profesional o incluso estudiante puede disponer de su catálogo virtual o físico

Dependiendo del objetivo o campo de actividad, esta muestra puede ser más breve o incrementada. A continuación algunos ejemplos: 

Portafolio académico

Como su nombre indica, es un desglose de las actividades y experiencias académicas. El archivo o carpeta digital se puede crear agrupando el trabajo realizado en la universidad, por ejemplo. 

La intención es organizar todo lo visto o aprendido durante el tiempo de estudio. Trabajos de final de curso, investigación o tesis deben ganar mayor énfasis. 

A diferencia del Currículum Lattes, el portafolio académico es más informal y puede contener elementos gráficos.

Portafolio de arte o música 

Los artistas o creadores en general pueden recopilar obras propias o en coautoría. 

Para esta divulgación, vale la pena mencionar desde el proceso creativo, el desarrollo, hasta el material final, el puro resultado del arte, tales como:

  • Animaciones 
  • Fotografías
  • Ilustraciones
  • Imágenes
  • Videos
  • Resumen de obras o piezas
  • Letras, composición y figuras
  • Elementos de escenografía
  • Entre otros

En este caso, el portafolio tiene otro objetivo más: poner en valor el trabajo artístico en su conjunto.

Portafolio de desarrolladores

¿Cómo crear un portafolio de desarrollador web?

Los desarrolladores no pueden quedarse fuera de esto. Responsables de ayudar a hacer tangibles las ideas, softwares, productos y diversas plataformas, juegos o apps, los “devs” se encuentran entre los profesionales del futuro.

Por lo tanto, también necesitan publicar sus líneas de código, sistemas desarrollados o proyectos colaborativos. 

La única observación adicional, en este caso, es respetar los derechos de autor para no infringir ninguna ley.

Portafolio de fotografía 

Los fotógrafos o aspirantes a fotógrafos pueden contar con esta función a su favor. El portafolio para fotógrafos también puede llamarse simplemente book. 

El catálogo impreso o digital trae como referencias las fotografías, montajes o ediciones realizadas. 

Muchos fotógrafos especializados utilizan el portafolio como prueba de experiencia trabajando con algunos nichos como la fotografía de alimentos, registros de nacimientos, etc. 

Puede incluir una marca de agua en las imágenes para evitar el plagio o el mal uso.

Las modelos profesionales utilizan el mismo recurso para promocionar su trabajo en busca de nuevas oportunidades. 

Portafolio de productores de videos

Los videomakers tienen un aliado más. Si bien las redes sociales enfocadas en videos cortos han ganado más usuarios a lo largo de los años, deberían ser una extensión del trabajo y no la herramienta principal.

Con un portafolio digital fijo, los productores de video pueden compartir no solo el resultado final sino también el flujo creativo que puede ir desde la creación de guiones hasta la edición con efectos especiales, por ejemplo. 

Para los potenciales clientes, tener un canal para conocer estos trabajos es sinónimo de más practicidad y conveniencia. 

portafolio

Portafolio de design

Los estudiantes de diseño pueden ejercitar lo aprendido en la formación académica o en cursos libres realizando nuevos proyectos.

Si aún no tienes clientes, pueden crear proyectos de voluntariado o proyectos que apoyen causas en las que creen. Esa experiencia intercambia tiempo y conocimiento por permiso para cotizar la empresa en el portafolio. Y con eso, todos ganan.

Al crear un nuevo diseño, deja explícito el razonamiento lógico. 

A menudo, es primordial entender las opciones que llevaron a crear o rehacer una solución. En algunas situaciones es incluso más importante que el propio resultado final. 

Los diseñadores, diseñadores de interiores, de contenido, de moda, de joyería y otros diseñadores también deberían definir cómo atraer a más contratistas o compradores. 

El portafolio puede ser una trampa para llevar a estas personas a una tienda virtual, por ejemplo. Por lo tanto, integra toda la estrategia de marketing. 

Portafolio de UX/UI

Los profesionales de UX (User Experience) o UI (User Interface), así como los UX Researchers y UX Writers también necesitan tener más exposición. 

Aquí merece la pena dar a conocer los proyectos e incluso analizar y resolver algún caso real, comentando también cómo la recomendación mejoró la experiencia de los usuarios. 

Los principiantes en esta área pueden participar de los “Challenges” para aprender a configurar pantallas, encuestas a usuarios y otros desafíos basados en la rutina de estas áreas. 

Si estás aprendiendo sobre alguno de los temas, trata de recrear interfaces, flujos y jornadas digitales de empresas ya consolidadas en el mercado. 

Una vez que hayas terminado, no olvides agregar el proyecto a tu portafolio y compartirlo para recibir feedbacks de profesores, tutores del curso o de la comunidad. 

Portafolio de redactor, editor o revisor

Quienes escriban o revisen textos, artículos académicos y/u otros materiales también pueden crear su repertorio. Por lo tanto, esto se aplica a redactores, redactores web, redactores de SEO, editores, correctores, redactores de contenido y personas en ocupaciones similares. 

La intención puede ser citar desde las fuentes de investigación hasta el contenido producido. 

Cuando se hace referencia a materiales de clientes, generalmente se requiere autorización. Por lo tanto, presta atención a este paso para que no tengas problemas en el futuro, especialmente si eres un Ghost Writer. 

Portafolio de periodistas

Cubrir hechos o noticias, preparar reportajes y/o programas y materiales especiales. Los periodistas deben divulgar no solo sus propias actividades, sino también lo que resultó de ellas. 

También pueden entrar en este hall cobertura de eventos, entrevistas y redacción de agendas. De nuevo, la clave es hablar los más relevante. 

Portafolio de producto

Los productos también pueden tomar forma inicialmente a través de proyectos digitales. Una vez creados y lanzados, pueden tener todo este historial registrado en un portafolio. 

Dentro de las empresas, los productos son desarrollados por equipos multidisciplinarios. Por lo tanto, es bastante común que el proyecto cuente con la participación de muchas personas. Lo mismo puede ocurrir en las agencias. 

Si formas parte de estos equipos puedes destacar tu colección de proyectos. 

¿Cómo dar a conocer tu portafolio?

Crear un portafolio es solo uno de los pasos para que las personas conozcan tu trabajo. El otro paso es hacer que más personas tengan acceso a él. 

Entonces, es necesario pensar en cómo hacer esta revelación, después de todo, quien no se ve, no se recuerda. 

Usa una URL fácil de recordar

Si la plataforma utilizada no permite personalizar la dirección de correo electrónico o estás utilizando un plan free, utiliza una URL más corta para compartir. 

Puedes acortar la URL utilizando servicios gratuitos como Bitly. Además de tener una URL más simple, puedes verificar métricas básicas como: cuántas personas hicieron clic en tu link y cuál fue la fuente de tráfico. 

Así, puedes dirigir tus esfuerzos a promocionar en los canales que más convierten en accesos o ventas. 

portafolio

Nombra en tus redes sociales

Ingresa la dirección de tu portafolio digital en mini bios o perfiles en las redes sociales. Incluso si solo tienes un perfil personal (y no corporativo) es una buena oportunidad para que los seguidores y la red sepan lo que haces. 

Inserta el link en LinkedIn y disfruta del network. Aunque algunas plataformas están más orientadas a otros tipos de interacción e incluso entretenimiento, eventualmente puedes obtener recomendaciones o nuevas referencias de clientes o trabajos. 

Sin mencionar, por supuesto, que los likes y las acciones de compartir ayudan a impulsar tu contenido sin tener que pagar por los anuncios. Cuantas más personas vean o accedan a tu perfil, mayor será tu visibilidad. 

Crea una suscripción

Usar tu sitio web o el portafolio en suscripciones de e-mails o en mensajes de bienvenida en los comunicadores instantáneos son otras estrategias muy interesantes. 

Puedes volverte viral orgánicamente si las personas comparten o reenvían a otras. 

Este “hack de crecimiento” tiene un costo cero y puede ser una buena oportunidad para probar tu alcance.  

Publicita eventos 

Cada vez que participes en conferencias, webinars o lives, deja un link fijo o un código QR en los slides o en la pantalla que dirige a tu exhibición de trabajo. 

Negociar con los organizadores un espacio para presentar. No tengas vergüenza de promocionarte.

Participa en las comunidades

Otra forma de darte a conocer es participar activamente en las comunidades o grupos de tu zona. Además de poder intercambiar información con otros profesionales, los reclutadores suelen buscar también entre miembros o socios para cubrir vacantes. 

Haz un buen trabajo

Cuando haces un buen trabajo, automáticamente los clientes satisfechos también pueden promocionarte espontáneamente. ¿Quieres mejor publicidad que esta? 

Sí, tus clientes pueden ser tus mejores promotores. Por eso, al final o entrega de cada proyecto, recuerda pedir feedbacks para saber qué debes mantener y qué puedes mejorar. Este es un termómetro para saber si estás en el camino correcto. 

Obtén más información sobre los resultados que ha generado tu trabajo.

Invierte en SEO

Otra forma de ser encontrado es apostar por técnicas de optimización para sitios web o páginas en Internet. No basta con tener algo online y esperar que la demanda crezca de la noche a la mañana. 

Debes comprender cómo funcionan los motores de búsqueda y qué hace que un sitio web se clasifique mejor. Si estás en las primeras páginas o posiciones de Google, obtendrás más clics y podrás tener más ventas.

El tráfico orgánico no te exime de invertir en tráfico de pago, pero sin duda te ayuda a ahorrar dinero. 

¡Listo! Si no eras consciente de la importancia de tener un portafolio, ahora sabes por qué tener uno. Aprovecha para crear el tuyo o actualizar el material antiguo. 

Cuéntale a los cuatro rincones del mundo lo que mejor sabes hacer. Haz tu marca personal, gana más autoridad y conquista nuevos clientes. Invierte en tu crecimiento y desarrollo, ejerce lo que más te gusta en tu día a día, por hobby o profesión. 

Créeme: vale la pena tomarse el tiempo para promocionar tu trabajo, con la misma dedicación y cuidado con el que haces todo el trabajo.