Contenidos por asunto

Mantente al día sobre las novedades de tu asunto favorito

Aprende a crear sitios web increíbles con facilidad

Usa el poder de Internet para promocionar tu negocio

Inspírate con las estrategias de grandes empresas

Contenido variado para potenciar los resultados de tu proyecto

La confirmación de tu inscripción ha sido enviada a tu correo electrónico

¡Gracias por suscribirte, esperamos que disfrutes nuestros contenidos!

Todo lo que necesitas saber sobre el alojamiento de sitios web

Compartir:

Entender el concepto y el funcionamiento del alojamiento de sitios web es fundamental para cualquier persona que desee estar presente en el entorno digital ¿Preparado para iniciar tu negocio? ¡Empecemos!

¿Qué es el alojamiento de sitios web?

alojamento de sitios web

Comprender el concepto y funcionamiento del alojamiento de sitios web es valioso para cualquier persona que quiera estar presente en el entorno digital.

Es importante conocer los tipos de hosting disponibles, las ventajas para cada perfil de usuario y saber estructurar una página ágil y eficiente en la web.

Además del hosting, aquí conocerás las diversas herramientas que ayudan a gestionar el contenido de un sitio en Internet y, principalmente las mejores prácticas que pueden hacer de tu sitio web un entorno estable y seguro para el usuario.

En un mundo cada vez más conectado, las personas que desean lograr buenos resultados deben garantizar su presencia en el entorno digital. Tener un sitio web ya no es un “extra” y se ha convertido en un requisito previo para aquellos que quieren tener éxito dentro o fuera de Internet.

Después de todo, incluso quienes prefieren comprar productos y servicios en tiendas físicas, buscan en buscadores sobre la empresa o profesional que está pensando contratar. 

Imagínate, ¿si un potencial cliente está haciendo una búsqueda en la web para consolidar la intención de comprar y no encuentra ninguna página oficial o incluso información confiable sobre tu trabajo?

Si hace 10 años esto se veía como normal, hoy en día la ausencia de una página web puede perjudicar la credibilidad, un activo difícil de construir y muy fácil de perder.

Imagínate el siguiente escenario: estás buscando una nueva escuela para tu hija que ingresa en la Secundaria. De camino de casa al trabajo, ves una buena escuela con buena infraestructura y una gran afluencia de padres, maestros y estudiantes en la entrada.

Una vez que llegas a la oficina, vas a Google para buscar más información sobre la institución educativa, pero no encuentras ninguna información. ¿No te parece, al menos, extraño?

Actualmente, un sitio web oficial es un requisito básico para quienes desean transmitir una imagen profesional

Por lo tanto, el número de sitios web aumenta cada año: ya hay más de 2 mil millones de páginas en todo el mundo. Y, para poner una página web es necesario tener un alojamiento web, el primer paso para garantizar tu presencia digital.

A continuación, explicaremos mejor qué es el alojamiento de sitios web y cada concepto de cómo funciona el mundo online.

La primera es que un sitio web es un conjunto de archivos de texto, imagen, videos y códigos que deben almacenarse en una ubicación específica, el servidor.

Este, a su vez, es una especie de “supercomputadora”, con muchas más funciones y capacidad de almacenamiento que una computadora personal, como la que tienes en casa.

Como los archivos de la página web residen dentro de ese servidor, el concepto de almacenar y hacer que estos archivos estén disponibles se conoció como alojamiento de sitios web.

El dominio del sitio web, por otro lado, es tu dirección de Internet, la información que viene después de “www”. Al igual que con la dirección de una casa, el dominio debe ser único. En una simple analogía, el dominio es como la información sobre dónde está tu casa – Calle Palmeras, n°50, por ejemplo – y el alojamiento es efectivamente la casa.

A pesar de eso, tus dudas probablemente no terminan ahí, ¡y no deberían, porque hay más conceptos que necesitas saber! En este contenido aprenderás:

  • Para qué sirve y cómo funciona el alojamiento de sitios web 
  • Cuáles son los tipos de alojamiento
  • Cómo alojar un sitio web
  • Cómo garantizar la estabilidad de un sitio web
alojamento de sitios web

¿Para qué sirve y cómo funciona el alojamiento de sitios web?

Además de almacenar esta información y archivos de páginas web, el servidor tiene como objetivo ponerlos a disposición para que los navegadores puedan acceder a ellos y leerlos las 24 horas del día, los 7 días de la semana. A este servicio le damos el nombre de alojamiento web.

Actualmente, una página web oficial es un requisito básico para quienes desean transmitir una imagen profesional

En teoría, tú mismo puedes configurar una computadora con una excelente capacidad de procesamiento para convertirla en un servidor privado y publicar un sitio web en Internet. SIn embargo, esta medida puede generar numerosos inconvenientes, como:

  • Costo de adquisición de equipos muy alto
  • Necesidad de conocimientos técnicos avanzados
  • Poca garantía de estabilidad en tiempo integral
  • Seguridad de datos

Por lo tanto, la mejor manera de poner tu página web en línea es utilizar los servicios de las empresas de alojamiento de sitios web, que cuentan con espacios dedicados – parques de servidores o data centers – para mantener cientos de servidores en funcionamiento y servir a sus clientes con estabilidad y seguridad en el tráfico de informaciones.

Estas empresas no solo ofrecen alojamiento. También tienen una gran variedad de funcionalidades, herramientas y servicios para tu página web, además de asistencia técnica cuando surge algún problema.

De la misma forma que existen diferencias entre los tipos de alojamiento en el “mundo real” – puedes ser propietario de una casa, alojarte en un hotel o alquilar un apartamento -, existen varias formas de alojar tu página web.

El mercado ofrece muchas opciones, pero primero vamos a entender algunas diferencias. ¡Consulta a continuación!

Alojamiento para un sitio web

En este tipo de alojamiento, puedes firmar un contrato para almacenar y transferir datos a un solo dominio. En general, el almacenamiento de datos tiene un límite fijo, pero la transferencia de datos es ilimitada. 

Además del alojamiento, quienes ofrecen este tipo de servicio también incluyen una serie de otros beneficios, como cuentas de correo personalizadas y herramientas para desarrollar tu sitio web.

Alojamiento para múltiples sitios web

Como ya podrás imaginar, esta modalidad permite el almacenamiento de múltiples dominios contratando solo un plan de alojamiento.

Pero, al contrario de lo que muchas personas piensan, la inversión para alojar múltiples sitios web no es mucho mayor que alojar solo uno y tienes los mismos beneficios de suscripción del plan único y, en algunos casos, con ventajas extras.

Alojamiento para tiendas virtuales o e-commerce

Si bien el plan anterior permite el almacenamiento de múltiples dominios, es adecuado para quienes necesitan manejar un volumen promedio de información.

En cambio, quienes tienen un e-commerce, o tienen varios sitios web y necesitan manejar un gran volumen de datos, necesitan un almacenamiento más grande y, principalmente más seguro, ya que estas páginas tratan información sensible, como direcciones y números de tarjetas de crédito.

Conociendo las funciones de alojamiento de sitios web

Como ya hemos hablado, el trabajo de una empresa de alojamiento de sitios web no se limita a almacenar y hacer que el contenido de tu sitio web esté disponible en la web. El alojamiento agrega una serie de herramientas que facilitan la construcción y mantenimiento de tu página web.

Algunas de estas herramientas son los Creadores de Sitios, por ejemplo, que ayudan a crear páginas web, blogs o tiendas virtuales. Además de estos, las empresas de alojamiento de sitios web ofrecen otros servicios que garantizan la seguridad en línea, como el Certificado SSL y las herramientas anti-spam y muchos otros.

Aunque las características que ofrece el alojamiento de tu página web varían de un paquete a otro, algunas son comunes en prácticamente todos los modos. ¡Mira cuáles son!

1. Almacenamiento

También llamado espacio en disco, esta característica es, como su nombre lo indica, el espacio reservado para los archivos de tu sitio web, archivos y correos electrónicos dentro del servidor.

En general, las páginas web no ocupan mucho espacio. Pero es importante saber exactamente cuánto espacio ocupará tu sitio web para asegurarte de que el servicio que compras satisface esa necesidad. Existen soluciones en el mercado que hacen este cálculo considerando un extra, en el caso de que tu página web crezca y necesite más espacio.

Además, es importante considerar que, en algunos casos, el almacenamiento en disco considera correos electrónicos relacionados con ese sitio web, que pueden ocupar más espacio.

Por tanto, a la hora de contratar, consulta si el espacio disponible también se utilizará para este fin. De esta manera, tendrás una estimación más acorde con las necesidades de tu portal digital.

También es importante prestar atención cuando se habla en “alojamiento ilimitado”, publicado como una estrategia de marketing que ofrece el servicio de alojamiento de sitios web en el mercado, especialmente en modos compartidos.

Si bien el término no es del todo incorrecto, no quiere decir que el uso del espacio en el servidor es infinito, sino que existe, en un principio, un límite de espacio fijo para el contenido de tu página web, el cual estará condicionado a una serie de reglas.

No es posible, por ejemplo, usar el alojamiento de sitios web como una especie de repositorio de archivos de imágenes, fotos y videos que no están directamente vinculados a tu página web.

Es importante recordar que cualquier disco duro tiene un límite de almacenamiento preestablecido que no se puede exceder. Por lo tanto, los servidores de las empresas de alojamiento de sitios web tienen una capacidad limitada.

Por lo tanto, una empresa no puede ofrecer un “espacio infinito” a sus clientes.

2. Transferencia de datos 

Este recurso se refiere a la cantidad máxima de transferencia de datos del servidor de la empresa de alojamiento de sitios web. Cuando actualizas tu página web, incluyendo nuevas imágenes, videos o audios, por ejemplo, estás consumiendo una parte de estos recursos.

Además, el acceso a tu página web también usa los recursos de transferencia, porque cuando esto sucede, el visitante descarga automáticamente archivos de su sitio web en el navegador que utiliza (Chrome, Firefox, Edge, entre otros).

Al escalar este recurso al contratar el plan, es importante estar al tanto de la cantidad promedio de visitantes que se esperan en tu página web.

3. Panel de control

Es a través de esta función que administras el sitio web y otras herramientas que se obtienen al contratar el hosting. Es fundamental que el uso sea práctico y altamente intuitivo para que los usuarios sin mucho conocimiento de tecnología puedan realizar tareas sencillas, como crear cuentas de correo, configurar dominios e instalar recursos sin dificultades.

Algunas soluciones de alojamiento de sitios web permiten utilizar cPanel, uno de los sistemas de gestión más populares e intuitivos del mercado de alojamiento.

4. Cuentas de correo 

Una de las grandes necesidades para la contratación de un servicio de alojamiento de sitios web es la creación de cuentas de correo, que asegura una mayor organización en los trámites diarios de tu negocio y permite un contacto de más credibilidad con los clientes y proveedores. Obtén más información sobre cómo crear un correo profesional aquí.

Algunas soluciones de alojamiento de sitios web te permiten crear de forma gratuita, un número ilimitado de cuentas de e-mail, lo que garantiza que todos tus colaboradores estén atendidos incluso si la empresa crece considerablemente.

5. Herramientas para crear sitios web

Una de las ventajas más importantes para quien contrata un alojamiento de sitio web sin tener muchos conocimientos técnicos es la disponibilidad de herramientas ayudan en la tarea de crear una página web.

El alojamiento de sitios web permite que utilices, entre diversas otras opciones, el Creador de Sitios, una herramienta muy intuitiva. En él, desarrollas tu página con facilidad a través de recursos en el estilo “arrastrar y soltar”.

Otro recurso de alojamiento es el instalador automático de CMS, que facilita la creación de sitios web. Entre estas aplicaciones se pueden utilizar: WordPress, Magento, entre otros CMS.

Diferencias entre alojamiento de sitios web y dominio

Para que puedas darle vida a tu creación, es necesario alojar el sitio web en un servidor y registrar un dominio. Los dos procedimientos son fundamentales, pero tienen funciones diferentes.

Si pensamos en la página web como un organismo vivo, el alojamiento y el dominio serían como el cerebro y corazón, dos órganos vitales, pero que funcionan con responsabilidades diferentes para el mantenimiento de la vida.

¿Cuáles son las principales diferencias?

Básicamente, podemos definir el dominio como la dirección del sitio web. El nombre de dominio es la forma en que se traduce la IP del servidor donde se aloja la página web, lo que facilita y mucho, la memorización por parte de las personas.

Es mucho más sencillo guardar “www.nombredetunegocio.com.mx” que la dirección IP del servidor de alojamiento. Por eso, los desarrolladores de Internet han invertido en dominios como acceso al sitio web.

Se trata del nombre de toda la red, el vocativo utilizado por el usuario para llamar al sitio web que desea visitar en su dispositivo.

Hay una lógica detrás de cada “etapa” del dominio. Las letras HTTPS identifican el protocolo de seguridad y comunicación, y las tres letras “w” significan que la página está disponible en la World Wide Web, la buena Internet de siempre.

A continuación, se muestra el nombre de la página web, los indicadores de categoría de cada página y el nombre del país donde se realiza el alojamiento web.

Los dominios también sirven como “marcas” para las empresas, es decir, es necesario registrarse para obtener el derecho a utilizar ese dominio. No sirve de nada configurar tu sitio web con tu marca, elegir el mejor servicio de alojamiento y no registrar el nombre de tu página web.

El alojamiento, a su vez, permite que el sitio web permanezca y se mantenga en línea. Proporciona infraestructura de comunicación y la tecnología necesaria para que la página web funcione perfectamente, por ejemplo:

  • Almacenamiento de datos
  • Cuentas de correo 
  • Dashboard de administración
  • Recursos de transferencia de archivos

Otro detalle importante: para registrar un dominio “.mx”, que son los más utilizados en México, la fuente responsable es el Registro.mx. Pero, existen diversos players que operan en el mercado del alojamiento.

Por lo tanto, asegúrate de elegir una empresa capacitada, que ofrezca una buena relación costo-beneficio y, principalmente, soporte y asistencia para mantener el sitio web siempre funcionando.

Vea también: Cómo agregar un dominio al plan de alojamiento

Paso a paso para crear tu dominio

El primer paso para definir tu dominio es averiguar si realmente está disponible. Para eso, realiza una búsqueda del dominio que te interesa. El procedimiento es sencillo, pero, es importante observar algunas reglas básicas sobre el tema. 

  • El nombre del dominio debe tener un mínimo de 2 y máximo de 26 caracteres.
  • Aunque es posible usar acentos en dominios nacionales, no es una buena idea, ya que no todos los servidores de correo están preparados para esta opción.
  • No hay diferencia entre las mayúsculas y minúsculas. Por lo tanto, el emprendedor de nuestro ejemplo no necesita preocuparse por registrar su dominio como “www.ZapateriaFeliz.com.mx”.
  • Es posible utilizar un guion entre las letras, pero nunca puede estar al principio o al final del dominio, es decir, un dominio “www.-zapateriafeliz-.com.mx” no funcionaría. 

Extensión del dominio

Además del nombre, en este caso “zapatería feliz”, el dominio está compuesto por otras dos variables, que explicaremos mejor a continuación. La primera es la extensión de dominio, en nuestro ejemplo “.com”. 

Esta parte del dominio también se llama gTLD (Generic Top-Level Domain) o Dominio del Primer Nivel (DPN) en español, y sirve para indicar a qué área se enfrenta la dirección de correo.

En total hay más de 250 dominios de primer nivel. Se subdividen en:

  • Internacionales o genéricos no patrocinados: .com, .net y .org. 
  • Genéricos patrocinados: .edu y .gov.

Código del país

Finalmente, la abreviatura de dos letras que compone la última parte del dominio es ccTLD (Country Top-Level Domain) y hace referencia al código del país en el que se registró el sitio.

Es importante saber que su uso no es obligatorio: al ingresar a esta extensión, el dominio se llama nacional y, si se omite, el dominio es internacional.

En México la sigla es .mx, Colombia utiliza .co, Francia utiliza .fr y así sucesivamente.

Quiero registrar un dominio, ¿y ahora?

Ahora que sabes todo sobre dominio, es posible que te estés preguntando: ok, pero ¿cómo registro el mío? Lo ideal es realizar este mismo proceso con la empresa que contrataste para alojar tu página web.

De esta forma, concentras los procesos de registro y pago en una institución y no necesitas acordarte constantemente de realizar diferentes operaciones para atender a cada uno de estos asuntos. La documentación necesaria para registrar un dominio también es bastante sencilla.

Alojamiento y dominio son conceptos muy diferentes, sin embargo, completamente interconectados. Son una especie de dúo dinámico del entorno web, actuando con diferentes funciones y en conjunto para que tu sitio web esté en línea.

Sin la presencia de uno de los dos, eso no sucede: después de todo, no hay forma de disociar tu casa de tu dirección, ¿verdad?

Como son tan importantes, de hecho vitales, para el correcto funcionamiento de tu página web, es fundamental que tanto el alojamiento como el registro de dominio sean realizados por una empresa sólida, con experiencia en el mercado, infraestructura robusta y soporte técnico altamente capacitado.

En plena era digital, no puedes dejar una parte tan importante de tu negocio a merced de servicios inestables o poco confiables.

¿Cuáles son los tipos de alojamiento?

Habiendo definido las principales diferencias entre alojamiento y dominio, ahora es el momento de aprender más sobre los formatos de alojamiento disponibles en el mercado.

Alojamiento compartido

También es importante considerar que existe una cantidad limitada de recursos para cada uno de los contratistas, como el espacio en disco y transferencia.

Por lo tanto, el modelo es ampliamente utilizado por sitios web y blogs de pequeño y mediano tamaño, que manejan un flujo razonable de visitas.

Es importante tener en cuenta que, a pesar de los recursos limitados, el alojamiento compartido es una opción que encaja muy bien al perfil de los clientes pequeños y medianos.

Los sitios web que tienen un gran flujo de datos o son muy pesados seguramente estarán más satisfechos con otro tipo de alojamiento que conocerás pronto.

Servidor Virtual Privado (VPS)

Conocido por la sigla VPS (que se origina del término Virtual Private Server), los Servidores Virtuales Privados son capaces de alojar sitios web y aplicaciones a través de la virtualización. Para quienes no lo sepan, la virtualización es una técnica utilizada para desarrollar ambientes virtuales privados a partir de un servidor físico.

En este tipo de servicio de alojamiento, el cliente tiene un espacio digital, individual e independiente. Es importante considerar que cada VPS tiene su propia limitación de recursos, lo que evita que el servidor virtual interfiera en otros sitios web que comparten el espacio en el servidor físico.

Junto con el espacio de almacenamiento en disco, están presentes otros recursos dedicados, como procesamiento, tráfico de datos, IP dedicada y memoria RAM.

La principal diferencia entre un alojamiento compartido y el VPS es el acceso root. Este formato garantiza autonomía y flexibilidad para configurar y personalizar el sistema. Además, la gestión de alojamiento es muy intuitiva.

Algunos VPS tienen el panel de control más usado en todo el mundo: cPanel/WHM.

Al tratarse de una solución muy eficaz y de costo promedio, el Servidor Virtual Privado es adecuado para:

  • Sitios web que están creciendo y que necesitan un alto rendimiento
  • Revendas de Alojamiento o agencias que necesitan alojar proyectos de clientes
  • Ambientes de pruebas y creación para desarrolladores
  • Instalación de aplicaciones, automatización y mantenimiento de sistemas.

A la hora de contratar un VPS, presta atención a los tres pilares fundamentales:

  1. Personalización, que permitirá el derecho de cambiar la configuración como desees
  2. Rendimiento, esencial para alojar la página web y garantizar los accesos deseados
  3. Exclusividad de IP, una dirección exclusiva y no compartida, que garantiza más seguridad para el sitio web.
alojamento de sitios web

Servidor dedicado

Como su nombre lo dice, en este tipo de alojamiento no hay compartición ni emulación virtual. El servidor físico dedicado se utiliza en su totalidad para almacenar el sitio web y las herramientas de administración.

Este tipo de alojamiento ofrece recursos muy similares a los disponibles en el VPS. Sin embargo, existen algunas ventajas para quienes exigen más atención por parte del servidor.

El servidor dedicado es una opción necesaria para quienes tienen un gran volumen de accesos y contenidos. Además, es fundamental para todos los que pretenden mantener un control total de lo que sucede en la administración de la página web aunque tenga un costo superior.

El uso exclusivo del servidor hace que el sitio web alojado alcance un rendimiento superior y garantiza más recursos. Esto da como resultado un alto rendimiento para tu página web.

Principales recursos del servidor dedicado

  • Control y flexibilidad para la gestión de proyectos

El acceso root permite instalar y usar tu servidor como desees. Esto garantiza más libertad de personalización y control para los jefes del proyecto.

El servidor dedicado también cuenta con el panel de control cPanel/WHM para hacer la administración más simple e intuitiva.

  • Hardware para máximo rendimiento

El servidor dedicado está diseñado para garantizar la máxima velocidad de procesamiento. Por tanto, cuenta con procesadores de última generación y cantidad de memoria RAM por encima de la media del mercado.

Tener un servidor dedicado para tu sitio web es como vivir solo en una casa bien amueblada, segura y equipada. Pero es importante calcular el valor de esa inversión. La exclusividad tiene sus ventajas y, por supuesto, su precio.

Por lo tanto, la solución es adecuada para páginas web, blogs, portales de contenido y e-commerces de gran tamaño. Es decir, direcciones electrónicas más complejas y con un volumen de tráfico muy elevado.

La solución del servidor dedicado también se recomienda para empresas que se preocupan con la seguridad de la información o necesitan alojar sistemas internos (como una intranet), ya que las funciones más avanzadas se utilizan para proteger los datos y la infraestructura.

Es importante recordar que los sitios web que se adaptan bien al modelo de uso compartido, generalmente, no necesitan un servidor tan robusto y costoso.

Está atento al crecimiento de tu sitio web. A medida que aumenta el acceso de visitantes, es probable que sea necesaria una migración de hospedaje.

Antes de salir de un modelo compartido o VPS, haz proyecciones, analiza el costo-beneficio y realiza el proceso migratorio a un servidor dedicado capaz de cubrir las necesidades de tu empresa.

Reventa de alojamiento

La reventa de alojamiento funciona de la siguiente manera: una empresa interesada puede comprar los servicios de alojamiento de un gran proveedor en el mercado y vender el uso a sus clientes.

Este es un producto que promueve el propio negocio. La empresa puede ofrecer servicios a terceros, administrar los valores, paquetes y recursos como lo crea conveniente, explorando la infraestructura de un gran player en el mercado.

Y la gran ventaja para quienes se adhieren a esta modalidad es que pueden contar con la infraestructura y tecnología de los datacenters de una empresa de alojamiento consolidada en el mercado.

Así, el contratista puede reforzar su propia marca y enfocar sus esfuerzos en ofrecer servicios adicionales a sus clientes, como la creación y mantenimiento de los sitios web, estrategias de marketing y otros servicios digitales más completos.

En resumen, este tipo de alojamiento suele garantizar la posibilidad de ofrecer las mismas facilidades y beneficios que la empresa proveedora, como:

  • Múltiples cuentas de correo personalizado
  • Paneles de control
  • Scripts adicionales
  • Herramientas de seguimiento de sitios web

¿Y el alojamiento gratuito es buena idea?

Podría ser que, incluso leyendo toda esta información sobre las funcionalidades y de las modalidades de un alojamiento pago, prefieras iniciar tu página web o blog con un sistema de alojamiento gratuito.

En el caso de los blogs, cuando se usa una plataforma gratuita, como Blogger, el usuario debe ser consciente de que el control de la página no está del todo en sus manos. 

Y todo comienza con la imposibilidad de migrar posteriormente ese contenido desarrollado. Los sitios web y blogs creados en alojamientos gratuitos no siempre se pueden migrar a un alojamiento más complejo, por lo cual, es muy probable que tengas que edificarlo dos veces.

Sí, existen políticas de privacidad e información que hacen que tu página web o blog sea en realidad, un leasing (término común en el área financiera, es una especie de préstamo de infraestructura) para utilizar los recursos de la plataforma.

Esto puede resultar en problemas, después de todo, ciertas desviaciones de la conducta, incluso si son accidentes, pueden resultar en el bloqueo o la eliminación del blog sin mucha explicación.

Desafortunadamente, este tipo de problema puede ocurrir con los usuarios de servidores gratuitos, ya que están sujetos a las reglas de control de la plataforma. Y eso puede llevar días sin actividad.

Los servidores pagos también tienen sus reglas de alojamiento. Pero, son más flexibles y los clientes tienen más espacio para dialogar en caso de problemas técnicos. Lo que agrava la situación de los servidores gratuitos es la dificultad de revertir algún tipo de problema y una lista más larga de limitaciones para los usuarios.

Aunque esto nunca ocurra, otro factor negativo es la imposibilidad de utilizar un dominio propio para tu negocio, sin las típicas extensiones de este tipo de servicio, que transmite mayor credibilidad. La profesionalidad en Internet es todo. 

E incluso si deseas ahorrar en los costos de tu sitio web, se recomienda invertir una pequeña cantidad para obtener tu propio dominio y un alojamiento de calidad superior.

Otro punto importante: los planes gratuitos, en muchos casos, sirven para llevar al usuario a contratar planes de pago.

Algo similar a los servicios de streaming musical, que incluyen anuncios y límites de uso para demostrar la cantidad de los servicios, pero, con una limitación que “dificulta” el uso en el sistema free.

Los recursos de los planes de alojamiento gratuito pueden ser limitados y es posible que se les acaben las funciones que ayudan a tu sitio web, y como consecuencia, a crecer a tu negocio. Se destacan: 

  • Limitaciones de contenidos para el sitio web
  • Límite de upload bajo
  • Niveles de seguridad menos eficientes
  • Falta de soporte dedicado

Además, aunque este tipo de alojamiento es realmente gratuito, está sujeto a una serie de reglas de uso. Esto podría incluir, por ejemplo, mostrar anuncios de terceros y resaltar los créditos del proveedor de alojamiento.

Es crucial tener en cuenta que si tu sitio web está sujeto a bloqueos e inestabilidad con demasiada frecuencia, puede poner en peligro financieramente tu proyecto. Menos clientes tendrán acceso a tus servicios y, como resultado, se cerrarán menos negocios y se registrarán menos visitas.

Por último, pero no menos importante, hablemos brevemente sobre el soporte. No siempre será posible tener un centro de llamadas y un equipo de soporte técnico dedicado a resolver tu problema de manera rápida y eficiente. 

Cuidados al migrar

De acuerdo, te has convencido de que el alojamiento gratuito, definitivamente, no es una buena idea. Sin embargo, cuando llegaste aquí, tu página web usaba este tipo de solución.

Migrar a un servicio de alojamiento pago, en determinados casos, además de ser urgente, puede ser muy sencillo. Pero ten cuidado de preservar el contenido que has producido durante este período.

Cuidados en la Migración para servicio de alojamiento pago:

  • Antes de iniciar la migración a un alojamiento pago, haz un backup de todo el contenido en tu sitio web
  • Estudia la compatibilidad de la plataforma para hacer la migración
  • No olvides crear un sitemap completo, con todas las URL de tu sitio web para que no deje ninguna fuera de la migración.
  • Antes de cancelar el servicio gratuito, asegúrate de que la migración haya concluido por completo.

¿Cómo elegir el hosting?

Una vez que comprendas mejor la necesidad de elegir un servicio de alojamiento pago para tu página web, es hora de pensar cómo elegir la solución ideal para tus necesidades. ¡Verifícalo!

Comprende las necesidades de tu sitio web

El primer paso para elegir la solución de alojamiento ideal para tu sitio web es comprender tus necesidades y, principalmente, tus objetivos a medio y largo plazo.

La pregunta que debes hacerte es qué tipo de sitio web quieres crear. Los formatos más comunes son:

  • Blogs
  • Sitios One Page
  • Institucionales
  • Portales
  • E-commerces

Esta información es fundamental, pues con base en ella, se definirán una serie de características del plan de alojamiento más adecuado. En el caso de los e-commerces, por ejemplo, es fundamental prestar especial atención a la confidencialidad de la información más sensible de los usuarios, utilizando certificados de seguridad.

También debes preguntarte cuántas páginas, aproximadamente, tendrá tu sitio web. Es importante verificar si estará compuesto por textos y fotos, o si tendrá muchos videos y audios. Y también el número estimado de visitas y cuánto creen que crecerá.

Obviamente, en este punto, no tendrás una respuesta exacta a ninguna de estas preguntas, pero la estimación es importante para apostar a la mejor solución.

Un sitio web con pocas páginas, archivos y pocas visitas se adaptará bien al alojamiento compartido

Ya aquellos con mucho tráfico y con archivos pesados, como videos y fotos de alta calidad, requieren un servidor dedicado o un VPS.

Conoce los planes disponibles

alojamento de sitios web

Busca empresas con buena reputación en el mercado y conoce los planes y beneficios que ofrecen. Es muy común que cada negocio ofrezca paquetes con características diferentes, desarrollados para atender a clientes con necesidades específicas.

Algunas de ellas permiten el alojamiento de más de un dominio, otras tienen como principal atractivo el foco en las necesidades de las tiendas virtuales.

Cuantos más planes tengas en mano para analizar, más posibilidades tendrás de encontrar el que mejor se adapte a tus necesidades. 

También es interesante evaluar planes dirigidos a aplicaciones específicas para tu página web, lo que asegura una mayor personalización y rendimiento.

Si tu sitio web se desarrolló en WordPress, por ejemplo, puedes buscar un plan de alojamiento específico para esa aplicación.

Esto traerá importantes beneficios a tu página web, con mayor velocidad de carga.

Analiza los productos que ofrecen los servicios de alojamiento

Ahora que conoces los planes ofrecidos, es el momento de analizar tus productos. En este momento, es importante conocer algunos criterios que pueden marcar la diferencia en tu satisfacción con el servicio brindado. 

¡Mira nuestro Checklist!

1- Capacidad de almacenamiento

Primero, debes preguntarte si el espacio de almacenamiento en el disco del plan de alojamiento que planeas contratar es compatible con el número de archivos en el sitio web de la empresa.

El espacio en disco es la cantidad de memoria disponible para almacenar archivos. Si el sitio web tiene mucho contenido multimedia, es importante vigilarlo para no llenar la capacidad del servidor en poco tiempo.

También es necesario tener en cuenta que tu página puede (y debe) crecer. Si este límite está demasiado cerca de la capacidad máxima de tu paquete, puedes migrar a un plan más robusto. 

2- Límite de tráfico para transferencia de datos 

El segundo punto de atención es el límite de tráfico para la transferencia de datos. Después de todo, no quieres perder ventas porque el sitio no funciona, ¿verdad?

Es fundamental verificar si el plan que la empresa pretende contratar es suficiente para el número esperado de visitas en la página.

3- Compatibilidad tecnológica

Antes de cerrar el trato, fíjate si el alojamiento que la empresa está ofreciendo está en una plataforma Linux o Windows, pues debes elegir uno compatible con las aplicaciones que se ejecutan en tu página web.

También verifica la compatibilidad de los programas, softwares y lenguajes que se utilizarán para crear el sitio.

4- Número de cuentas de e-mail ofrecidas

Otra precaución importante es saber cuántas cuentas de correo personalizado ofrece la plataforma en el plan que estás buscando contratar.

Ya sea para un sitio web personal o comercial, es fundamental contar con un número satisfactorio de cuentas de correo personalizadas. 

Esto permite la creación de direcciones de contacto de manera más organizada, separada por temas, como institucional, comercial, contacto con otros autores de contenido, entre otros.

Por supuesto que este tema es más delicado para los negocios. Pero si tu objetivo es tener un sitio web personal, eso no significa que debas dejar de preocuparte por las cuentas de correo.

Es un diferencial importante al momento de elegir el servicio de alojamiento más adecuado.

5- Número de dominios

El número de dominios que el plan permite mantener alojados es otro punto importante de atención a la hora de elegir el plan más adecuado para tu negocio.

Especialmente si deseas tener otras páginas web, con dominios diferentes en el futuro.

6- Preocupación por la seguridad de tus datos

Consulta también qué medidas de seguridad de datos ofrece el plan que estás pensando contratar. La filtración de la información confidencial del usuario, como el número de teléfono, la dirección y la información de los datos de la tarjeta de crédito pueden perjudicar la reputación de tu sitio web y de la marca de una manera casi irreversible.

Si el proveedor tiene un sistema de backup eficiente y ofrece fácil acceso a él en caso de emergencia, ¡punto positivo!

7- Posibilidad de actualización del plan

También es importante verificar las políticas sobre la posibilidad de migrar a opciones que ofrecen más espacio en disco o volumen de tráfico de datos.

De esta manera, no te quedarás atrapado con un servicio que ya no te sirve, si el sitio crece más allá de las expectativas iniciales.

8- Servicios extras

La empresa puede ofrecer, por ejemplo, un creador de sitio, landing pages o un sistema amigable para aplicaciones conocidas e integración con otras plataformas. Esto es fundamental especialmente para aquellos que no saben programar.

Estos pequeños beneficios marcan la diferencia en tu experiencia con la empresa de alojamiento y pueden ayudarte a ahorrar horas y horas en actividades con las que no estás familiarizado.

9- Facilidad de contratación

También es una alternativa inteligente para dar prioridad a las empresas que se preocupan por ahorrar tiempo y ofrecer una contratación rápida y sin burocracia.

Lo ideal es elegir uno en el que simplemente puedas agregar a tu carrito el plan que te interese,  incluir los servicios extras que desees y finalizar la compra con facilidad

Además, verifica que los términos de servicio sean claros, de modo que estés plenamente consciente de tus derechos y deberes como contratista.

También es importante comprobar las opciones de pago de tu sitio web, como comprobante bancario, tarjeta y PayPal.

10- Accesibilidad a los recursos

No tiene mucho sentido comprar un paquete de alojamiento de páginas web con varias funciones que no las utilizarás o están encima de tu nivel de conocimiento.

Por eso, es importante dar prioridad a las empresas con recursos que faciliten tu día a día. Ten en cuenta, por ejemplo, si el panel de gestión es intuitivo, fácil de usar y está en español.

Es importante que la solución, en general, además de eficiente, también sea práctica, para que no necesites tiempo para entender cómo funciona la herramienta.

11- Calidad del soporte técnico

Otro factor clave en la contratación de un plan de alojamiento de sitios web es la calidad del soporte técnico brindado al cliente. Comprueba si el paquete contratado ofrece atención las 24 horas del día, los 7 días a la semana.

Dar preferencia a aquellos que ofrecen más de un canal de atención como:

  • Chat
  • E-mail
  • Base de conocimiento
  • Defensor del Pueblo

Finalmente, mira si la atención está disponible en español. Las principales empresas del área cuentan con un soporte en nuestro idioma.

Comprueba la reputación de la empresa

Visita las redes sociales para conocer las opiniones de los seguidores. También consulta la página oficial de la institución para saber en qué año se fundó, si tiene premios y reconocimientos. Por último, habla con otras personas que usan el servicio para formar una imagen más clara.

Desconfía de aquellos con un gran número de quejas sin respuestas o que no garantizan la disponibilidad del servidor.

Lee atentamente el contrato antes de cerrar el trato y presta atención a las políticas de atención, reembolsos, garantías, etc.

Realiza una evaluación de costo-beneficio

Es esencial una evaluación del costo-beneficio de los planes de alojamiento de páginas web que has analizado. Es normal que, ante la duda entre dos paquetes, el cliente tienda a elegir el más barato.

Por lo tanto, es importante evaluar si existen ventajas extras en la opción que tiene un precio ligeramente más alto y que puede marcar la diferencia en tu vida diaria. 

¿Cómo poner un proyecto en Internet?

¡Listo! Has elegido a la mejor empresa de alojamiento de sitios web para tu emprendimiento. Ahora, es el momento de poner manos a la obra y poner la página web en funcionamiento.

¡Descubre algunas opciones interesantes!

¿Qué es mejor, crear solo o contratar una agencia?

La respuesta depende de una serie de variables, como:

  • Tamaño de tu proyecto
  • Objetivos que deseas alcanzar
  • Características necesarias para lograr este objetivo
  • Disponibilidad financiera

Con esta información en mente, ¡mira algunos casos y decide de manera más asertiva!

Crear o fortalecer tu presencia digital

Si el objetivo a conseguir con tu sitio web es crear o fortalecer la presencia de tu marca en el entorno web, es muy probable que tú mismo puedas crear tu página web.

No será un gran desafío crear un nuevo medio de comunicación entre la empresa, los clientes y los prospectos.

Esto se debe a que los sitios web con este propósito no requieren de una funcionalidad muy compleja ni de una integración con otras plataformas para lograr buenos resultados, lo que hace que crearlos y publicarlos sea bastante simple.

Lanzar un e-commerce

Incluso si la complejidad es un poco mayor, es muy probable que puedas hacerlo todo solo, con la ayuda de administradores de contenido como Magento y WordPress.

Pero es necesario comprender tus necesidades para tener una respuesta más asertiva.

Esto se debe a que si tu proyecto implica procedimientos más elaborados, como transacciones bancarias, es mejor que pidas ayuda a una agencia especializada o a un desarrollador freelancer para asegurarte de que todo funcionará a la perfección.

En este caso, también es importante tener mucho cuidado con la seguridad del e-commerce. Esta es una de las principales razones por las que los compradores abandonan sus carritos de compras antes de cerrar la venta.

Crear un gran proyecto

Si tu objetivo es crear un gran proyecto, lo ideal es buscar una agencia especializada o un desarrollador freelancer con experiencia. Por ejemplo:

  • Vender productos o servicios, con varias opciones de pago y envío
  • Integrar las páginas de todas las sucursales de la empresa
  • Crear una gran base de datos en línea para ofrecer cursos a distancia

Proyectos de esta magnitud demandan una serie de funcionalidades, integraciones y herramientas que requieren conocimientos generales no solo de uno, sino de varios profesionales, tales como:

  1. Redactores
  2. Designers
  3. Especialistas en experiencia de usuario, back y front end.

Además, trabajando con profesionales contratados, es posible establecer un cronograma de entrega para cada fase del proyecto. Esto asegura un seguimiento detallado de los pasos y evita retrasos que podrían ser perjudiciales para tu negocio.

Veamos en detalle los beneficios de cada elección a la hora de crear tu página web.

Contrata una agencia o profesional freelancer

Si bien es necesario realizar alguna inversión, si eliges este camino, también es seguro que obtengas una serie de ventajas. Descubre cuáles son:

Optimización de tiempo

Al contratar una agencia especializada o un desarrollador freelancer, no necesitas dedicar un tiempo precioso de tu vida diaria a esta tarea.

De esta forma, podrás aprovechar el tiempo que se usaría para construir la página, realizando otras tareas vinculadas directamente a ese objetivo u otras prioridades de tu vida.

Servicios integrados

Al dejar la construcción de tu sitio web a una agencia especializada, también puedes contratar servicios agregados que contribuyan al crecimiento de la página. Por ejemplo, tener una buena y consolidada estrategia de marketing digital.

Estas agencias también pueden optimizar tu sitio web para los motores de búsqueda, utilizando técnicas de SEO, además de producir contenido y anuncios para Google, Facebook, Instagram y LinkedIn, por ejemplo.

Expertos en casos complejos

Al contratar una agencia especializada o un desarrollador freelancer, también aprovechas toda la experiencia del profesional para crear sitios más complejos, con múltiples páginas y funcionalidades.

Estas necesidades no siempre pueden ser resueltas fácilmente por alguien nuevo en el tema.

Hazlo tú mismo

Otra alternativa para quienes no pueden invertir en contratar una agencia especializada o un desarrollador freelancer es ensuciarse las manos y construir su propio sitio web.

Desarrollar tu página web con tu propio esfuerzo puede ser muy gratificante y garantiza algunas ventajas, como:

  1. Personalizar la página de la forma en que te lo imaginaste
  2. Elegir las herramientas de tu preferencia
  3. Controlar todas las etapas del desarrollo y mejoras
  4. Tiempo libre para el desarrollo del proyecto
  5. Reducción del costo del proyecto inicial

Crear páginas web de calidad puede ser una tarea sencilla, pero exige estudio, conocimiento de programación, cuidado con la experiencia del usuario, desarrollo de soluciones y mucho más.

Debes pensar si tienes todos los requisitos básicos para satisfacer las necesidades técnicas para que tu sitio web funcione perfectamente.

Formas de crear una página web

Creador de páginas web

Una de las mejores formas de crear un sitio web sin tener ningún conocimiento técnico previo en esta área es utilizar creadores de sitios web. Son herramientas diseñadas para ser prácticas y altamente intuitivas.

Con un creador de sitios web, puedes desarrollar una página web con el ADN de tu empresa.

Recomendada para cualquier tipo de sitio web, ya sea institucional, blog o tienda virtual, la herramienta cuenta con un panel dinámico y permite elegir, entre diferentes temáticas, la que se alinea con la identidad visual de tu elección, además de ofrecer varias opciones de personalizaciones.

HostGator tiene en su portfolio, un Creador de Sitios. Mira el video a continuación de cómo funciona y cómo activarlo.

(VIDEO)

Gestores de contenido (CMS)

Otra posibilidad para crear tu propia página web es utilizar los Gestores de Contenido o Content Management System (CMS). Actúan como una especie de estructura de sitio web “prefabricada”, para que completes con información personalizada.

De esta forma, obtienes un resultado totalmente alineado con tus necesidades, sin tener que preocuparte por aprender lenguajes de programación u otras especificaciones técnicas más complejas.

Este tipo de solución es tan eficiente que incluso los desarrolladores profesionales la utilizan a menudo como base para sus proyectos. A partir de ellos, desarrollan sitios web totalmente personalizados para sus clientes.

Una de las grandes ventajas del CMS es que su uso es muy intuitivo. Incluso aquellos que no están familiarizados con la creación o actualización de sitios web pueden acceder al sistema y publicar y editar sin mucha dificultad.

Además, la mayor parte de las plataformas de CMS permiten el soporte y la asignación de roles a múltiples usuarios, con excelente capacidad de personalización a través de plugins o módulos.

Otra de las ventajas de optar por el CMS es la gestión que se realiza a través de templates. En resumen, esto significa que puedes cambiar fácilmente la interfaz del sitio web sin tener que seguir modificando cada página. 

Finalmente, el CMS también permite un control de flujo eficiente, lo que permite crear pasos de publicación, revisión y aprobación para cada nuevo contenido.

Por lo tanto, cuando uno de tus colaboradores crea algo nuevo para una página, este material no necesariamente se publicará automáticamente. Puedes ajustar la configuración para que no vaya al sitio  web hasta después de pasar por una etapa de aprobación.

Conoce los principales gestores de contenido (CMS)

WordPress

Aunque inicialmente se desarrolló para dar soporte a blogs, WordPress es uno de los mejores y más utilizados CMS del mundo. Actualmente, también se usa como base para páginas web de todos los tamaños.

Uno de los principales atractivos de WordPress es la gran oferta de templates listos para usar como base para tu sitio web. Además, los plugins mejoran la experiencia del usuario, brindando funciones como la galería de fotos y edición de temas.

La comunidad responsable del CMS trabaja en actualizaciones constantes, lo que resulta en un sistema de gestión de contenidos que elimina bugs, mejora la seguridad y la usabilidad.

WordPress también tiene una comunidad oficial de desarrolladores que trabajan directamente en la gestión de documentación, foros, reuniones, etc. Y lo más importante: ¡es gratis!

Aprende cómo empezar con WordPress en este curso artículo para principiantes.

WooCommerce

WordPress también cuenta con WooCommerce, plugin específico para la creación de tiendas virtuales que es líder en el mercado. Fácil de usar, la herramienta tiene una serie de recursos que puedas crear tu e-commerce sin complicaciones, como:

  • Carrito de compras
  • Gestión de inventario
  • Filtros para ordenar por precio y por productos más buscados

Otra gran ventaja de optar por WooCommerce es que tu tienda virtual podrá aceptar diferentes formas de pago:

  • Transferencias bancarias
  • PayPal
  • Contra reembolso
  • Principales marcas de tarjetas de crédito

Todo esto facilita las ventas y garantiza una experiencia más cómoda para el usuario.

Además, WooCommerce es considerado uno de los recursos más seguros para cualquier persona que se vincule con el comercio virtual, ya que cuenta con una gran cantidad de desarrolladores involucrados, que realizan actualizaciones, buscan y reparan errores en la herramienta.

Magento

Entre los CMS enfocados a la administración de e-commerces, Magento es uno de los principales. La herramienta es bastante popular por presentar varias posibilidades de personalización y buena usabilidad en términos de publicación, edición y mantenimiento.

Según esta encuesta, Magento es responsable del 12% del mercado mundial de e-commerce, siendo la segunda plataforma más usada en el mundo, solo por detrás de WooCommerce.

Lanzado en 2008, Magento es una plataforma de código abierto, que también ofrece una buena variedad de templates que se pueden personalizar por completo.

Con esta funcionalidad, puedes desarrollar tu tienda virtual de forma independiente, sin necesidad de conocer ningún lenguaje de programación. 

Otra ventaja del código abierto es que permite la integración de la plataforma con una serie de otros recursos útiles para quienes tienen una tienda online, lo que mejora la experiencia del usuario.

Hablando de la experiencia del usuario, uno de los puntos fuertes de Magento es el sistema de navegación de productos, que hace que las tiendas virtuales sean organizadas e intuitivas, lo que facilita las ventas.

Desde su creación, Magento ha recibido actualizaciones anuales, tanto de corrección de bugs como de seguridad. 

Esto hace que la plataforma sea moderna y confiable para operaciones delicadas, como las que ocurren en los e-commerces.

Joomla

Este administrador de contenido se lanzó en 2005 y también se ofrece de forma gratuita a cualquier usuario. Con código abierto, es una opción muy utilizada por quienes necesitan crear páginas web corporativas o e-commerces más elaborados.

Se considera un poco más complejo que WordPress, pero eso no significa que sea una plataforma exclusiva para desarrolladores altamente capacitados.

La plataforma es bien flexible y funciona bien para blogs, portales grandes y pequeños e intranets. La seguridad también es un punto alto. La presencia de herramientas como RSFirewall hacen de Joomla el CMS elegido por organismos públicos. También vale la pena mencionar la posibilidad de exportar e importar backups de un servidor local.

Joomla también tiene una gran comunidad de desarrolladores, lo que hace de este administrador de contenido un producto muy popular y ampliamente discutido en foros y sitios especializados. 

Open Cart

También enfocado en el universo de las compras virtuales, Open Cart es una plataforma para e-commerce que demanda un menor nivel de experiencia, en comparación con Magento. 

Con él, es posible crear un sitio web de alta calidad, pero con recursos más simplificados que sus principales competidores.

Open Cart no pierde nada en términos de organización de su plataforma y facilidad de uso, que es esencial para cualquier persona nueva en el desarrollo de e-commerces. 

También tiene funciones para optimizar estrategias de SEO y está disponible en 17 idiomas.

Prestashop

Otra plataforma gratuita enfocada en e-commerce. Disponible en 65 idiomas, Prestashop se usa en más de 350 mil tiendas de la web. Tiene una estructura modular, que se adapta a diferentes tipos de proyectos, desde pequeñas tiendas hasta grandes empresas retail.

Además de los recursos para la administración del e-commerce y la gestión de productos, Prestashop cuenta con algunas herramientas de gestión de clientes, que permiten un análisis en profundidad del recorrido de compra del consumidor.

Prestashop también tiene un marketplace donde puedes comprar más recursos y templates para tu tienda.

Anotación de dominio

El DNS funciona como una traducción de los números de IP de una página web al nombre de dominio. Las computadoras utilizan un lenguaje puramente numérico, por lo que es necesario traducir la dirección IP a nuestro lenguaje, lo que da origen al dominio del sitio web (ejemplo: www.tusitio.com.mx). 

Este procedimiento no se puede dejar de lado, de lo contrario, tu sitio web será inaccesible para la audiencia. El DNS que “une” el servidor del sitio web (que contiene todos los archivos y contenidos de tu página) y el acceso requerido por un usuario de Internet.

En otras palabras, todo plan de alojamiento ofrece una dirección IP para ser utilizada en la cita de dominio, de esta forma al acceder al dominio es posible verificar el contenido almacenado en el alojamiento.

Creación de cuentas de correo 

Esta característica que se ofrece en los paquetes de alojamiento de sitios web es una de las más útiles para los usuarios. Eso es porque, entre muchos beneficios, ayuda a aumentar la credibilidad de tu negocio.

¿Alguna vez te has sentido inseguro al intercambiar información profesional con una cuenta de correo personal que afirma representar una empresa?

Un correo profesional ayuda a identificarte más claramente con los clientes, socios y el mercado en general. Esta herramienta también transmite el mensaje de que tu negocio es sólido y se preocupa en crear la infraestructura de trabajo adecuada para ofrecer los mejores servicios.

Si tienes miedo de tener que dejar Gmail, a lo que probablemente estés acostumbrado durante mucho tiempo, no necesitas preocuparte. Tu correo corporativo puede integrarse con esta y otras funciones, como Google Drive y Hangouts.

También se puede acceder no solo desde la computadora, sino también desde smartphones y tablets.

¿Cómo garantizar la estabilidad de un sitio web?

alojamento de sitios web

La seguridad del servidor es fundamental para que la página web se mantenga activa, sin interrupciones y con tus datos muy seguros.

Protocolos de seguridad complejos, herramientas de primer nivel, sistemas de monitorización de actividades y control físico de acceso a los servidores son premisas básicas para estas empresas.

Es fundamental asegurar a los clientes que su sitio web está alojado en un ambiente seguro, sea cual sea el método de contratación.

Por eso es tan importante comprobar la calidad de la empresa de alojamiento.

Asegúrate de que la empresa de alojamiento adopte las siguientes precauciones de seguridad:

  • Uso de los mejores protocolos de seguridad
  • Realización de backups periódicos para evitar la pérdida de información
  • La seguridad física también es importante. Asegúrate de que tu página web esté alojada en un servidor que se encuentre seguro de robos, incendios y otros problemas que puedan afectar la integridad física de los dispositivos responsables del alojamiento.

5 razones por las que tu página web puede estar inactiva

1. Problemas de programación

Es posible que un error en el código del lenguaje de programación utilizado, o incluso un cambio en el código fuente, sea responsable de inactivar tu sitio web. 

Si esto sucede, lo ideal es buscar el responsable del desarrollo de la página web para que corrija las fallas que pueden estar provocando el tiempo de inactividad.

Si eres tu propio desarrollador, busca en Internet soporte o consulta ayuda de terceros.

2. Errores de redireccionamiento

Otra razón por la que tu sitio web puede estar inactivo es un problema de redireccionamiento de páginas. Puede ser que, por estrategia de marketing, tengas dominios registrados con diferentes versiones del nombre para redirigirlas a los que realmente se utilizan.

Pero cuando esto se hace de manera incorrecta, tu página web puede dejar de estar disponible.

Como existen muchas posibilidades de error en los redireccionamientos, lo ideal es que hables con la agencia especializada o con el desarrollador freelance responsable de la web para que te haga las correcciones necesarias.

En el caso de que tú hayas creado el sitio web, deberás analizar las URL, enlaces y landing pages para encontrar el error de direccionamiento.

3. Fallos de configuración

Tampoco es raro que la página web se caiga si no lo configuras correctamente. Para evitar que esto suceda, asegúrate de que estás contratando una empresa con soporte técnico 24 horas al día, 7 días a la semana y sigue fielmente las instrucciones que te proporcionen.

No dudes en pedir ayuda si no estás familiarizado con la programación de sitios web. Debes tener en cuenta factores como:

  • Compatibilidad
  • Instalación de CMS
  • Transferencia adecuada de contenido
  • Temas
  • Funcionamiento de plugins

Además, es importante aclarar todos los detalles sobre el alcance del soporte. Es decir, qué parte es responsable de qué tipo de configuración.

4. Uso excesivo de los recursos del plan contratado

Otra hipótesis de indisponibilidad del sitio web es el uso excesivo de recursos del plan de alojamiento contratado. 

Esto puede suceder debido a algunos factores:

  • Máximo acceso simultáneo, mucho más allá de lo que se esperaba inicialmente
  • Uso excesivo de base de datos o FTP
  • Scripts mal desarrollados
  • Plugin instalado en el sistema de gestión de contenido

5. Tiempo de inactividad del servidor

Finalmente, tu sitio web puede estar caído debido a la indisponibilidad del servidor contratado. Para evitar que esto suceda con frecuencia, intenta verificar el uptime del servicio de alojamiento, es decir, el tiempo que estará disponible el servidor.

Cuanto más alto sea este índice, menos posibilidades hay de que tu sitio web experimente algún tiempo de inactividad. Los servidores de alojamiento que se esfuerzan por lograr una alta calidad tienen un uptime garantizado del 99,9%.

En la práctica, esto significa que las posibilidades de que tu página web caiga en un año son del 0,1%, es decir, unas 8 horas en un total de 8.760 horas al año.

Mantén los programas siempre actualizados

Además de corregir  bugs, el software se actualiza constantemente con el objetivo de reducir las fallas y vulnerabilidades de seguridad. Por lo tanto, cuanto más actualizados estén, mayores serán las posibilidades de que tu sitio web sea seguro.

Además, revisa con frecuencia si hay nuevas versiones de los plugins, CMS o cualquier otro software y sistema que esté directamente vinculado al funcionamiento de tu sitio web.

Utiliza contraseñas seguras y cámbialas constantemente

Resiste a la tentación de utilizar caracteres secuenciales o números fáciles de deducir como cumpleaños. Asegúrate de que la contraseña utilizada para proteger el área administrativa de tu página web sea realmente segura.

Lo ideal es que la contraseña sea una combinación de números, letras y caracteres especiales bien diferentes de los que se utilizan en otros logins.

Nunca utilices, por ejemplo, la misma combinación para acceder al área administrativa y al panel de alojamiento.

Además, recuerda a tus colaboradores y otras personas que tengan acceso al sitio web la importancia de este cuidado.

Consulta nuestros consejos para crear una contraseña realmente fuerte y proteger tu sitio web:

  • Además de los números secuenciales y fechas de cumpleaños, evita los términos obvios que utilizan los usuarios en todo el mundo, como “password”, “iloveyou” y “contraseña”.
  • Si el sistema que estás utilizando lo permite, crea siempre una contraseña con al menos 8 caracteres. También utiliza letras mayúsculas, minúsculas, caracteres especiales y números.
  • Si realmente necesitas mantener un registro de la contraseña para no olvidarte, evita dejarla escrita cerca de la computadora o de tus pertenencias personales como carteras y billeteras. Tampoco hagas esta nota en bloc de notas, notebooks, tablets y celulares. Lo ideal es guardarlas en un pendrive y en un lugar seguro.

Prográmate, al menos cada 6 meses para cambiar todas las contraseñas por otras capaces de mejorar la seguridad.

Si necesitas ayuda, el generador de contraseñas de HostGator ofrece, automáticamente una secuencia aleatoria de caracteres como sugerencia.

Simplemente, haz clic en el botón azul para generar una nueva contraseña y mueve el botón hacia los lados con el fin de elegir el número de caracteres en la contraseña.

Realiza backups periódicamente

Otra medida importante para evitar cualquier tipo de problema involucrando la seguridad de los datos de tu página web es realizar backups periódicos de toda tu información.

Después de todo, en caso de que ocurra algún problema, no desearás reiniciar tu página web desde cero. Con la información guardada es más fácil restaurarla. 

Para eso, puedes hacer uso de un sistema de backup en línea que tiene una serie de beneficios para los usuarios. Además de hacer un backup tanto del contenido como de la base de datos automáticamente, la herramienta también restaura los datos con unos pocos clics y sin complicaciones.

En los servidores compatibles, los backups los ejecutan con frecuencia las empresas proveedoras. Además, establecen una política de backup y ejecutan el procedimiento con una frecuencia definida, que suele ser diaria.

Esto se hace para que todos los sitios web alojados en el servidor tengan un proceso de seguridad de la información establecido. Por lo tanto, no es necesario que el responsable de la página web realice los backups de forma manual.

Apuesta por detectores de malware

Muy común en el entorno digital, los malware tienden a atacar computadoras de clientes y visitantes cuando están presentes en tu sitio web. Esto puede dañar la credibilidad digital de tu empresa. Así que no renuncies a instalar un buen detector de malware.

Este tipo de programa es capaz de encontrar archivos maliciosos con facilidad y ayudarte a eliminarlos de forma sencilla, antes de que provoquen daños en la página web o en los equipos de tus usuarios.

Sé muy prudente con los permisos de usuarios

Otra forma sencilla de mantener tu sitio web seguro es ser muy prudente a la hora de otorgar acceso a tu sitio web. Es imposible no dar acceso a tus colaboradores para realizar cambios en tu página.

Dependiendo del tamaño de la empresa, este número aumenta gradualmente.

Pero evita dar acceso sin restricciones a cualquier persona. Recuerda siempre que cuantas más personas puedan administrar el sitio web, es más probable que sea vulnerable.

Por lo tanto, solo brinda acceso a quienes realmente tengan funciones que realizar en la administración y edición del sitio web. Crea niveles de acceso para que cada colaborador solo pueda actuar dentro de los límites de sus funciones.

Obtén un Certificado SSL/HTTPS

Esencial para cualquier persona que produce una página web hoy en día, la compra de un Certificado SSL es una especie de “certificación” para tus clientes. Muestra que tu página web es segura y que ingresar información personal en este espacio no causará ningún daño.

Cuando habilitas un Certificado SSL en tu sitio web, se exhibe un candado verde en la barra del navegador, lo que informa a los usuarios que se encuentran en un entorno digital realmente seguro.

Además, el Certificado SSL agrega un nivel extra de protección para el intercambio de datos, pues son encriptados e inmunes a los ataques de hackers. 

De esta forma, es imposible que terceros tengan acceso a la información de tus clientes y el tráfico de datos entre el servidor y el usuario de tu página se produce con total seguridad.

Consérvate protegido de los ataques de los hackers

Los ataques de los hackers se realizan con el objetivo de encontrar fallas en el sistema de seguridad de sitios web que puedan causar daños, tanto a la página web como a los visitantes.

Aunque existen varias formas de realizarlas, 2 de ellas son las más comunes. 

  1. Cross Site Scripting: se refiere a las debilidades existentes en el código del sitio web, que pueden facilitar la invasión y modificación de la página web.
  2. SQL Injection: este tipo de vulnerabilidad permite que el hacker tenga acceso a información confidencial almacenada en tu base de datos, como direcciones, números de documentos personales o de tarjetas de crédito.

Todos estos consejos son esenciales para garantizar que tu página web esté siempre segura y libre de inestabilidades. Pero no son los únicos. Cada día aparecen nuevas amenazas en el entorno digital y, con ellas, nuevas técnicas de prevención y buenas prácticas de seguridad.

Por lo tanto, la mejor manera de garantizar un entorno confiable para tus usuarios es estar siempre actualizado con las últimas recomendaciones, brindando a tu sitio web la seguridad que se merece. 

Mira más contenido sobre seguridad online:

Conclusión

Poner en marcha un sitio web no es tan complejo como parece. Incluso aquellos que no están familiarizados con el lenguaje de programación y solo entienden la tecnología desde la perspectiva del usuario es capaz de crear una página web y ponerla al aire. 

El primer paso es comprender completamente la importancia y el funcionamiento del alojamiento de sitios web, donde se almacenan los archivos de fotos, videos, audios y textos de tu página. Y, principalmente, poder diferenciar este concepto de alojamiento y de dominio, que es tu dirección virtual.

Una vez que estos conceptos estén más claros, es importante entender mejor los tipos de alojamiento disponibles en el mercado. Para que puedas elegir el que mejor se adapte a las necesidades de tu empresa.

En esta etapa, es crucial conocer que existe la posibilidad de contratar el alojamiento para un solo sitio web, para diferentes sitios web y para e-commerces. También conocer conceptos relacionados con el tema, como alojamiento compartido, VPS y servidor dedicado.

Esta información es fundamental para que puedas diferenciar los servicios que ofrecen las empresas que trabajan con alojamiento de sitios web. 

Podrás conocer mejor sus ventajas, puntos de atención y, de esta forma, elegir la modalidad que más se ajusta a las necesidades de tu proyecto.

¡Ahora estás listo para ensuciarte las manos y empezar a utilizar tu portal web! ¿Viste que es posible poner tu página web al aire, incluso sin tener ninguna formación en el área de programación? 

También aprendiste las ventajas de contratar una agencia especializada o un profesional freelancer.

En este contenido, tú:

  • Conociste a los administradores de contenido más populares entre aquellos que realmente entienden del tema.
  • Descubriste más sobre otras funcionalidades que simplifican mucho la programación de tu página web, como el Creador de Sitios y Página Fácil.
  • Recibiste consejos para mantener tu página web segura, evitando inestabilidades y ataques de hackers que pueden dañar el desempeño de tu negocio.
  • Aprendiste a crear contraseñas seguras para la administración de tu página web.
  • Entendiste la importancia del Certificado SSL en la construcción de un sitio web seguro y con credibilidad junto a los usuarios.
  • Viste la importancia de realizar backups constantes, ser criterioso al otorgar acceso al panel de administración del sitio web y apostar en detectores de malware.

Siguiendo todas estas pautas y con el apoyo de una empresa con credibilidad, solidez y experiencia, tendrás un sitio web optimizado, funcional, libre de inestabilidades y seguro.

Ciertamente, tu página web servirá como una poderosa herramienta para que tu negocio se expanda aún más. Después, todo lo que tienes que hacer es cosechar los resultados que puede traer una presencia digital adecuada y bien planificada.

¿Te gustó aprender más sobre alojamiento de sitios web y conocer todo lo que necesitas para poner tu página web en funcionamiento con comodidad y seguridad? ¡Entonces, no pierdas más tiempo!

Ingresa ahora al sitio web de HostGator y comienza tu negocio en línea ¡con la ayuda de especialistas!

¡Hasta la próxima!