Qué es la metodología OKR y como aplicarla al desarrollo de sitios web
metodologia-okr-hostgator-blog

Qué es la metodología OKR y cómo aplicarla al desarrollo de sitios web

Escrito por

Lunes, 11 de junio de 2018 | Comentarios

¿Cuál es tu objetivo profesional en el momento? ¿Qué necesitas para alcanzarlo? Probablemente estás trabajando en el desarrollo de algún proyecto, o en más de uno simultáneamente.

Sabemos que el día a día está lleno de tareas, muchas veces el tiempo es tan corto que ni siquiera alcanzas a definir prioridades; vas ejecutando las demandas conforme ellas aparecen y el aspecto negativo de todo esto es que no consigues identificar con clareza cuáles objetivos alcanzaste. La metodología OKR puede ser una óptima alternativa para visualizar con más clareza los resultados que estás generando.

Pero ¿Qué es la metodología OKR?

Esta metodología es una nueva tendencia, y a diferencia de lo que puedes pensar, no es una moda pasajera.

La metodología OKR fue creada por Intel en la década de los 70 y significa Objectives and Key Results; es decir, objetivos y resultados clave. Años más tarde, Google adoptó esta metodología y desde entonces innumeras empresas y startups aplican los OKRs.

Muchas personas tienen dudas sobre cuál es la diferencia de la metodología OKR con respecto a otras técnicas que también establecen metas. Según la plataforma re:work, que comparte diverso contenido sobre OKR (en inglés), así como otras prácticas e investigaciones usadas en Google y en otras empresas, en OKR generalmente son definidas metas muy ambiciosas. Eso estimula a los equipos a salir de la zona de confort y buscar un mejor desempeño. Aún cuando el objetivo no es alcanzado, el resultado suele ser bastante positivo.

¿Cómo aplicar los OKR al desarrollo de sitios web?

Vas a notar que la metodología OKR no te va a ofrecer respuestas inmediatamente. Todo lo contrario, tendrás que responder la pregunta: ¿A dónde quieres llegar? ¿Cuáles medios usarás para llegar donde deseas?
La primera pregunta está directamente relacionada al objetivo y la segunda presenta los resultados clave, es decir qué harás para alcanzar lo que deseas.
Para simplificar el entendimiento de la metodología OKR creamos algunos ejemplos de objetivos, cada uno con tres resultados clave. Notarás que no es tan difícil como parece; son objetivos simples que pueden ser alcanzados en corto espacio de tiempo. Generalmente los OKR son avaliados cada trimestre, pero si consideras ese espacio mucho tiempo, puedes reducir el plazo a 45 días por ejemplo.

Objetivo 1: Escribir y mantener los códigos limpios

Resultados clave

KR1: Crear 40% del código con funciones pequeñas y específicas

KR2: Probar 100% de los códigos escritos

KR3: Repetir 5 pruebas por semana en cualquier ambiente

Objetivo 2: Mejorar el proceso de pruebas

Resultados clave:

KR1: Tener 90% de las soluciones sin bugs

KR2: Realizar al menos 10 pruebas por semana

KR3: Reducir el tiempo para el desarrollo de las pruebas en 50%

Existen algunas pautas que debes seguir al crear tus objetivos KRs (Resultados clave). Para facilitar la mesuración, los resultados deben tener números obligatoriamente, eso permitirá calcular exactamente cuánto porcentaje de la meta alcanzaste. Cada objetivo suele tener en promedio tres KRs, que son las acciones que harás para alcanzarlas.

5 tips para definir tus OKRs

1. Define de tres a cinco objetivos

Recuerda que las metas son para un periodos cortos y cada objetivo debe tener sus resultados clave.

2. Usa expresiones claras que estimulen a la acción

Ten cuidado con las expresiones ambiguas. Busca crear objetivos y resultados que lleven a la acción. Un ejemplo es: reducir los pedidos de mantenimiento de sitios web en 50%

3. Cuida para que los resultados clave sean efectivamente resultados y no solamente acciones

Participar de eventos del área es importante para hacer networking, pero el resultado puede ser un poco subjetivo. Entonces una buena idea para aplicar es publicar un artículo mensual sobre el desarrollo de sitios web para consolidar los conocimientos adquiridos.

4. Define resultados clave que realmente contribuyan al objetivo

En el caso contrario, aunque alcances todos los resultados, puedes correr el riesgo de no alcanzar el objetivo.

5. Actualiza los OKRs regularmente

En un escenario ideal, deberás revisar tus objetivos cada tres meses o en el periodo definido para alcanzar tus metas. Pero puedes revisar los objetivos y resultados clave siempre que sea necesario.

La metodología OKR está directamente relacionada al rendimiento de equipos de trabajo. Si trabajas con desarrollo de sitios web y ya usas la metodología OKR, comparte con nosotros tu aprendizaje.

  • Este articulo fue adaptado por Maria Alejandra Valois, el contenido original se encuentra aquí
Etiquetas: ,
Comentarios
Presiona Enter para buscar o ESC para cerrar